Kiko Matamoros y Marta López Álamo son la pareja de las que más se ha hablado durante las últimas semanas. El colaborador de 'Sálvame' ha estado hospitalizado 20 días después de las complicaciones que surgieron tras extriparse la vesícula: "Estoy bien, recuperándome. Intentando que las cosas vayan para adelante", confesaba nada más recibir el alta.

Kiko se ha dado un respiro en medio de la polémicas con su hija Anita y su exmujer Makoke y ha disfrutado de unos días de vacaciones en México junto a Marta. La modelo ha ido compartiendo con todos sus seguidores todos y cada uno de los rincones que iban visitando. El tertuliano, que no es muy activo en redes sociales, ha decidido mandarle un romántico mensaje a su chica después de todas las críticas a las que han enfrentado.

Artículo relacionado

"La felicidad hay que compartirla. Gracias por todo", ha escrito Kiko junto a una imagen que deja constancia de la complicidad que hay entre ellos.

kiko matamoros y marta lópez álamo
Instagram

Artículo relacionado

Marta ha estado a su lado en las buenas y en las malas, por esa razón Matamoros no duda en defenderla en cada ocasión que se le presenta ya que no está dispuesto a consentir ciertas actitudes de su hija: "He intentado hacer ver a mi hija que está equivocada. No le voy a consentir esas gilipolleces. ¿Quién es ella para vetar a cualquiera?", confesaba en exclusiva para Lecturas sin olvidarse por supuesto de Makoke.

"Que su madre permita y aplauda eso me parece la peor educación que se le puede dar a un hijo. Es muy mala educadora".

Marta, por su parte, también ha querido dejar su opinión y ha roto su silencio para esta revista: "Ana tiene una guerra conmigo pero no es mutua. Kiko no ha arremetido contra ella, lo único que ha hecho es defenderme. Quiero educar a su hija bien y no consentir actitudes irrespetuosas".