Aún muy reciente la pérdida de su queridísima amiga Mila Ximénez, Kiko Hernández ha vuelto a abrir su corazón para hablar de la dolorosa enfermedad que padece. El colaborador televisivo siempre se ha mostrado muy celoso de todo lo relacionado con su vida privada, pero era consciente de la importancia que tenía para otras personas en su situación que hablara con naturalidad de la artritis psoriásica que le aqueja y que le ha llevado a tener que mudarse de casa en la fase más aguda de la enfermedad.

Artículo recomendado

Kiko Hernández abre su álbum privado con una foto inédita del ‘eje del mal’

Kiko Hernández abre su álbum privado con una foto inédita del ‘eje del mal’

El doctor Sánchez Martos ha conducido la conversación, dando las claves de esta dolencia degenerativa y autoinmune, pero también en las teclas adecuadas para que Kiko Hernández contara cómo le hace sentir y qué inconvenientes le provoca. "La artritis psoriásica está muy vinculado a estados nerviosos y, posiblemente, te tiene que haber afectado más coincidiendo con estos meses en los que has estado preocupado por Mila y después por su pérdida", le instaba al colaborador, que hoy ha tomado las riendas de 'Sálvame' y no ha podido evitar que la tristeza tiñera sus palabras. "Muchísimo, muchísimo", reconocía.

En la fase más aguda y de más dolor de esta enfermedad, contaba Kiko Hernández que "no podía ni subir las escaleras". Debido a lo incapacitan que se volvió, el tertuliano tuvo que tomar una difícil decisión: "Había noches que me quedaba en el salón porque era incapaz de subir cuatro pasos". Quitándole hierro a los guantes compresores que se ve obligado a llevar, "aunque en Twitter me llamen Michael Jackson", no ha querido dejar la oportunidad de agradecer la ayuda recibida, "porque me habéis hecho la vida muy fácil, porque yo era incapaz en aquella época de cargar absolutamente nada".

Artículo recomendado

La despedida del 'eje del mal' (Kiko Hernández y Matamoros) a Mila Ximénez que pasó completamente desapercibida

La despedida del 'eje del mal' (Kiko Hernández y Matamoros) a Mila Ximénez que pasó completamente desapercibida

Tal como ha contado, con la enfermedad en fase aguda, era razonable y normal que Kiko Hernández no pudiera hacerse cargo de "llevar una casa de cuatro plantas entera a otra casa entera con siete camiones de mudanzas". Definitivamente, era una empresa imposible en su estado, de ahí, que haya valorado con tanto cariño el apoyo y la ayuda que recibió en ese momento tan duro, que además se juntó con la última fase de la enfermedad de su querida Mila.

Haber podido poner en palabras su sufrimiento y su experiencia, no solo ha ayudado, seguro, a personas que están pasando por lo mismo, sino también a soltar lastre emocional.

Kiko Hernández y el doctor Sánchez Martos

Kiko Hernández habla en 'Sálvame' sobre la enfermedad que padece

Telecinco