La hoguera de Tom Brusse y Melyssa Pinto nos dejó rotos por el sufrimiento de la joven al descubrir la infidelidad de su novio, que llegó hasta el final con una de las solteras de Villa Montaña, Sandra Pica. La ex tronista abandonó 'La isla de las tentaciones' emponderada y fuerte tras quitarse la venda de los ojos y ahora es una mujer nueva.

Artículo relacionado

Pero Tom volvió a tentar a Melyssa y en el último debate de 'La isla de las tentaciones' hemos visto las imágenes inéditas de sus palabras tras su hoguera de confrontación. A pesar de que Tom Brusse reconoció que tenía sentimientos por Sandra y que no se arrepentía, tras sentir que Melyssa le dejaba sí o sí reaccionó con unas palabras que no han dejado a nadie indiferente.

"Tengo sentimientos, te quiero muchísimo. La verdad es que no quiero perderte", llega a decir Tom en este encuentro en un arrebato. "Aquí todo va más rápido, es muy intenso... Estaba aquí perdido", dijo a su ex novia, unas palabras que, por otra parte, sentarán como un tiro a Sandra.

Tom y Melyssa
Telecinco

Pero Melyssa no se achantó: "No tiene ningún tipo de lógica... Estoy delante de ti y no me transmites nada. ¿Me estás diciendo que quieres volver conmigo?", le respondió sin dar crédito alguno.

Artículo relacionado

Tom Brusse confesó a Sandra Barneda que sus sentimientos por Melyssa no habían cambiado: "La quiero todavía... Yo no lo podría perdonar, para ser sincero, pero se puede avanzar si queremos estar juntos", dijo el marroquí dejando a Melyssa completamente confundida.

Tom y Melyssa
Telecinco

Pero la ex tronista lo tenía muy claro, su relación con Tom llegó a su fin en República Dominicana: "No hagas suposiciones si tienes sentimientos por otra persona. Yo no quiero seguir con mi relación. No hay ninguna posibilidad, he pasado del llanto a la indiferencia, ha perdido todo el valor como persona". Para que Tom lo entendiera mejor Melyssa se lo ha dejado claro la razón por la que no le puede perdonar: No te puedo perdonar porque soy una persona que para mí el acto sexual es muy importante. Cuando estaba escuchando los gemidos de vuestro placer en mis orejas te miraba a los ojos. Tom, no ahora ni en un futuro, porque hoy me quiero a mí. Has conseguido que me quiera, que me valore y que me respete".