Si hay alguien que, de alguna manera, ha sacado la cara por Alexia Rivas tras la polémica ha sido María Patiño. La presentadora se sentía en el deber moral de dejar a un lado el papel de la reportera como 'la otra' y culpar de manera exclusiva a Alfonso Merlos de este supuesto engaño a Marta López. Pero no solo eso, la periodista adoptó el lugar de amiga y madre y le dejó muy claro que después de ver con sus propios ojos las pruebas, Alfonso también le había engañado a ella, una afirmación a la que ella prefirió no dar la menor importancia.

Artículo relacionado

Entre las muchas informaciones que están saliendo a la luz en los últimos días, Kiko Hernández, amigo íntimo de Marta López, y a quien no le ha sorprendido en absoluto la infidelidad, recordó un episodio protagonizado por la propia Alexia y Nuria Marín. Al parecer, la reportera le habría comentado a la ex presentadora de 'Cazamariposas' durante la fiesta de Navidad de la productora 'La Fábrica de la tele' lo encantada que estaba cuando esta sustituía a Patiño en 'Socialité'. El colaborador de 'Sálvame' citó textualmente las palabras de Rivas: "Me encantas como presentadora, mucho mas que María Patiño".

María Patiño y Alexia Rivas

Sin duda, una clara traición a la presentadora titular del programa al que pertenece y en este caso la única cara pública que ha sacado la cara por ella. Por el momento, la única reacción de Alexia al aluvión de informaciones sobre su persona ha sido emitir un comunicado en el que deja patente que no tendrá reparos en emprender medidas legales.

Pero, ay, amigos, a María no se le escapa nada y, según ha contado en la tarde del 28 de abril en Sálvame, ella YA LO SABÍA. Tal y como cuenta la periodista, ella ya estaba al tanto de que a Alexia "no le gustaba". "Sé lo que dice de mí. Soy consciente de que no le gusto como presentadora y que le gusta más Nùria Marín. Me enteré a las 48 horas de pasar esto. Lo que me parece penoso". Según la presentadora, esta información llegó a sus oídos por alguien muy cercano a ella y de su totalísima confianza. Lo que desconoce es si no le gusta solo en el terreno laboral, o si tampoco le gusta en el personal... un nuevo melón que se le abre a la protagonista de la cuarentena.

María patiño