Xandra Falcó está haciendo frente a uno de los duros momentos de su vida. Tras perder a su padre, el marques de Griñón, el pasado 20 de marzo a consecuencia del coronavirus, la empresaria sufrió un nuevo mazado el pasado 2 de septiembre: su marido, Jaime Carvajal Hoyos, perdía la vida a los 56 años debido a un infarto fulminante tras regresar de sus vacaciones.

Artículo relacionado

Una desaparición difícil de aceptar para Xandra Falcó, quien tiene un largo y duro camino por recorrer en el que cuenta con un apoyo fundamental: el de su madre, Jeannine Girod. La que fuera primera esposa de Carlos Falcó se ha convertido en el ángel de la guarda de su hija mayor y de sus nietas a pesar de su intenso dolor, ya que quería a Jaime Carvajal como a un auténtico primogénito.

xandra falcó madre tanatorio jaime carvajal

A pesar de formar parte de haber mantenido una relación con el marqués de Griñón, Jeannine siempre ha intentado mantenerse en un segundo plano. Hija de una familia que proviene de la industria relojera suiza, Pilar Juana Girod del Avellanal, como se llama en realidad, se casó en 1963 con Carlos Falcó, a quien conoció en Estados Unidos. Allí nació Manolo y tres años después, cuando ya estaban instalados en Madrid, llegó Xandra, de quien ahora no se separa.

Jeannine estuvo al lado de su hija en el último adiós a Jaime Carvajal Hoyos, que tuvo lugar el pasado 3 de septiembre en el tanatorio de La Paz. Con gesto serio y de riguroso luto, la primera mujer del marqués de Griñón fue fotografiada junto a Xandra a la llegada al lugar. Desde entonces, se ha mantenido al lado de ella en estos durísimos momentos.

Artículo relacionado

Con tan solo seis meses de diferencia, Xandra ha perdido a los dos hombres más importantes para ella: su marido y su padre. La hija mayor de Carlos Falcó se enfrenta, sin duda alguna, a la peor pesadilla de su vida. Un duro momento en el que su madre la está acompañando.