Kiko Jiménez se puede convertir en el cuarto expulsado de 'GH VIP 7', todo está en manos de la audiencia, pero no se imagina ni por asomo que Sofía Suescun vaya a subir a la casa de Guadalix de la Sierra para pedirle todo tipo de explicaciones habidas y por haber. Tanto él como Estela Grande no son verdaderamente conscientes de la repercusión que ha tenido el tonteo que se han traído durante estos últimos días.

Ajenos a todo tipo de polémica, han estado hablando sobre el futuro plan de parejitas que quieren preparar con Diego Matamoros y la ganadora de 'GH 16' y 'Supervivientes 2018': "Me molaría que cuando saliésemos de aquí, quedáramos un día los cuatro", ha dicho Kiko de lo más sincero, mientras que la modelo no ha dudado en responderle: "Por nuestra parte seguro que sí", ha comentado sin pensar en el pero que pueda poner su marido.

¿Os los imagináis compartiendo una tarde compras, o yendo al cine? Seguro que no, pero la vida da muchas vueltas.

Estela le ha contado a su compañero que a ella lo que le apetece cuando llega un viernes es irse por ahí, mientras que a Diego le apetece más un plan de estar en casa.

Kiko, por su parte, ha confesado también sus preferencias y le ha dicho que "no puede con una persona que se tira todo el día en la calle".

Artículo relacionado

Entre los dos hay una química más que evidente y han compartido una tarde (otra más) de confesiones: "¿Qué complicado es el amor, eh?, le ha dicho el ex tronista a la modelo.

"A mi ya se me ha olvidado el tema de me gusta, no me gusta, ligamos, no ligamos. Llevo cuatro años con Diego, ya no sé lo que es eso. Ahora mismo espero otras cosas, un futuro, una vida, una familia...·, ha comenzado explicado Estela.

"Me encantaría levantarme y tener un mensaje de buenos días por su parte. Yo lo he hablado con él antes de entrar al concurso. No soy capaz de gestionar ni mis sentimientos ni mis emociones. Diego me complementa muy bien porque es mucho más tranquilo que yo".