El esperadísimo reencuentro entre Adara y Gianmarco Onestini fuera de 'GH VIP 7' va a tener que esperar. La amarga expulsión de Maestro Joao ha frustrado que vuelvan a revivir en primera persona aquellas caricias y gestos cómplices que hicieron más llevaderos el encierro, pero también ponen una semana más cerca del maletín a la exazafata madrileña. El italiano ha prometido esperarla hasta que la audiencia lo decida. Mientras tanto le ha declarado su amor durante la reveladora entrevista que publica Lecturas en exclusiva.

Artículo relacionado

Gianmarco no puede evitar proyectar en su cabeza el más feliz de los finales con la chica que ahora ocupa sus sueños. Sin embargo, la incertidumbre por todas las cuentas pendientes y los obstáculos que tendrían que superar antes juntos no le deja liberar sus sentimientos con libertad.

El octavo expulsado de 'Gran Hermano VIP 7' ha abierto su corazón en Lecturas y, entre las numerosas cuestiones que aborda, se encuentra el de las incógnitas que amenazan su felicidad con Adara. Gianmarco desvela cuál es el "único miedo" sobre estos sentimientos tan intensos que han nacido en su corazón. Y tiene nombre y apellidos: Hugo Sierra.

Onestini no duda de que su amor es correspondido y que puede superar todas las trabas, pero la preocupación que le martillea es "cómo va a comportarse Adara cuando vea a Hugo". El temor es real, pues es la gran (y primera) prueba de fuego a la que va a tener que hacer frente Adara nada más salir de la casa.

Artículo relacionado

La pareja surgida de Guadalix tienen muchas cuestiones de las que hablar y aclarar, cumplir promesas hechas en la intimidad de la noche. Pero antes que todo eso, la exazafata tendría que sentarse antes con Hugo para cerrar una etapa. ¿Cómo reaccionará la concursante a la ruptura? ¿Se despertará del sueño de Guadalix al estar cara a cara con el padre de su hijo y recordar todo lo que tiene? ¿Tendrá suficiente valor para dar su lugar a Gianmarco?

Un trance que debe afrontar sola la madrileña y un papel desasosegante para el italiano que solo le queda transmitirle que está a su lado.