Aunque estuvieron sentados juntos toda la noche, el encuentro entre Gianmarco y Adara tras GH VIP fue de lo más tenso y frío. Visiblemente nerviosa, la madrileña quiso poner distancia con su 'enamorado' y eso no sentó nada bien al italiano. El joven fue quien no dudó en saludar a su compañera, eso sí, con dos besos "no voy a forzar nada", comentaba visiblemente apenado con la situación.

Minutos más tarde y tras la insistencia de Jordi González era Adara quien se acercó a su compañero para darle un beso en la mejilla. Él no movió ni un músculo e inmediatamente las redes sociales se revolucionaron por la supuesta "cobra" de Gianmarco hacia Adara.

Artículo relacionado

Gianmarco y Adara cobra

El italiano, que sigue abogando por su amor hacia su compañera, se ha apresurado a desmentir cualquier tipo de 'cobra' a través de su perfil en redes sociales. Desde su hotel en Madrid, Gianmarco explicaba el motivo de su actitud: "Me hace gracia el discurso de la cobra porque no ha sido ninguna cobra. Yo simplemente no he querido forzar ninguna situación porque ella había dicho claramente que no me quería besar y en este caso ella se acerca a la mejilla y no he sido yo quien se ha quitado".

Sea como fuere, lo que es evidente es que la pareja está más distanciada que nunca. Durante la tarde de ayer, Gianmarco revelaba que le había enviado un mensaje de Navidad pero la respuesta no es lo que él esperaba: "Yo creo que no está enamorada de mi", aseguraba ante María Patiño.

Por su parte, la gran protagonista de la historia todavía no ha dado su versión de los hechos, pero todos los que han podido hablar con ella como el Maestro Joao han destacado el mal momento que está atravesando: "Está muy muy triste", aseguraba hace apenas unos días.