Vaya, vaya, vaya, ha llegado el momento de la verdad. Tras las palabras de Adara en exclusiva para Lecturas, la ganadora de GH VIP 7 y Gianmarco se han visto las caras por primera vez en un plató y nada tiene que ver con la última vez que se vieron. La pareja de GH VIP 7 se han visto, por primera vez, las caras y, lejos de la pasión y los besos de la gala final, han estado muy tensos.

Artículo relacionado

Aunque ya han pasado días desde que se grabó el programa, queda más que claro, a estas alturas, que hay algo que Adara no perdona a Gianmarco. “No me ha escrito. Te he escrito por Instagram. Tú no me has escrito, ¿no?”, le dijo el italiano. “Sí, te he escrito. Te he dicho gracias”, le respondió Adara. Una respuesta escueta que hizo pensar a Gianmarco que quien estaba al otro lado de la pantalla no era su chica, sino alguien que estaba al mando de su cuenta de Instagram.

“Está completamente aturdida”, salió en su defensa Mila Ximénez. Adara tiene claro que tiene una conversación pendiente. “Necesito hablar con él. Quiero que hablemos. ¿Entonces quién no ha contestado a quién?”, le espetó. Esa conversación no ha acabado de llegar porque Adara desconfía. “Dudo por lo que ha dicho mi madre”, ha acabado reconociendo la exazafata.

Gianmarco se ha quejado de que esa charla no existió porque no tenía cómo hacerlo. “No me has dado el móvil para que te llamara”, explicó. Sin embargo, hay algo más que Adara, a pesar de los mensajes que se están mandando durante estos días por redes sociales, tenía clavado. "Mi madre le pidió algo que sabía que me iba a perjudicar mucho y tú lo hiciste”, zanjó Adara refiriéndose a la petición que le hizo Helena cuando su hija entró en plató. Le pidió que no le hablara de los temas judiciales que tenía entre manos Hugo Sierra.