Las palabras de Adara no han podido ser más claras. La concursante de 'GH VIP 7' está arrepentida de todo lo que ha pasado en los últimos días: abrirle la puerta a Hugo Sierra y cerrársela a Gianmarco. La semana pasada se besó con el padre de su hijo y le dijo al italiano que hiciera lo que su corazón le mandara. Y hoy, durante ‘Límite 24 horas’, Gianmarco ha reaccionado: ahora es él quien no está dispuesto a dar su brazo a torcer. "El daño está hecho. Mejor que tengamos una conversación fuera", ha dicho.

Artículo relacionado

Reflexionado con sus compañeras de la casa, Adara ha admitido que se arrepiente. “Con Hugo me sentía fea y Gianmarco me miraba como si fuera su regalo”, ha reconocido. “Me dolería que Gianmarco se acercara a mí para hacer una carpeta. Él entró como un chico soltero, pero cuando empezó la situación conmigo fue diferente. Tengo miedo que sus sentimientos sean volubles”, les dijo en una entrevista a cuatro que tuvieron todas en la sala de expulsiones.

Pero ha sido con el Súper con quien se ha abierto en canal. "Cuando Gianmarco me dijo que si quería que le esperara le tenía que haber dicho que sí", admitió Adara en el confesionario.

“Yo no quería darle esperanzas porque no sé lo que voy a hacer, pero sí me gustaría que me esperara, pero que él hiciera lo que sintiera”, contó. Adara no puede disimular, no sabe qué hacer, no sabe lo que siente y tiene favor a equivocarse. “Qué follón en mi cabeza, parece que me va a explotar. Por un lado, pienso que me va a esperar pero por otro, por la escena que vio con mi pareja, que no”, contó.

El miedo a perder lo que tiene y la incertidumbre por lo que pasará la tiene completamente aterrada. “Me da miedo sufrir, no quiero pasarlo mal. Aquí pasan cosas tan difíciles de explicar”, ha reconocido.