Si antes de que Gianmarco y Hugo Sierra entraran en la casa de GH VIP ella ya tenía un lío en su cabeza sobre su relación con ambos, los reencuentros han hecho que Adara esté más liada si cabe. Lo ha demostrado al hablar con sus compañeras sobre cómo fueron las conversaciones y los gestos que tuvo tanto con el padre de su hijo como con su compañero de reality. Alba Carrillo, Noemí y Mila le han hecho muchas preguntas. Qué ha hablado con cada uno, si sus sensaciones han sido buenas o malas o si se ha besado con Hugo o Gianmarco han sido algunas de las preguntas. Y Adara ha respondido de una forma sorprendente.

Artículo relacionado

Lo ha hecho jugando al despiste, porque en sus respuestas no ha dejado claro cuáles son sus sentimientos hacia ellos. Adara aseguró ayer que está hecha un lío y que hasta que no salga de la casa y hable con los dos, no sabrá cuál será su decisión. Un lío que evidencia a través de sus gestos y palabras. Porque no solo ha hablado de aspectos negativos como que no le gusta la ropa de Gianmarco o que Hugo no le preguntó cómo estaba. La concursante ha cogido su colgante y le ha enseñado a sus compañeras con mucha emoción que “huele a Gianmarco”. Algo que las otras concursantes han confirmado y con lo que han dibujado una sonrisa en la cara de Adara.

adara, hugo, gianmarco

Pero si hablando del italiano sonríe y pone cara de ilusionada, cuando se refiere al padre de su hijo lo hace de una forma muy especial. Adara se ha referido a Hugo como “mi chico”, dejando claro que todavía le considera su pareja. Lo ha hecho con un tono muy cariñoso que hacía tiempo que no utilizaba y que evidencia que la visita de ayer le ha removido muchos sentimientos.