Belén Esteban es única para crear auténticos lemas y frases épicas. Convertida en "alma" del fiestón que siguió a la romántica boda de Anabel Pantoja y Omar Sánchez ayer viernes en La Graciosa, la colaboradora televisiva animó el cotarro como nadie. Vaya, que se lo ganó a pulso, micro en mano y al grito de "¡VAMOS, GORDI!", apelativo cariñoso con el que se refiere a la sobrina de Isabel Pantoja.

Artículo relacionado

El vídeo de los momentazos que ha dejado la celebración es lo mejor que vas a ver hoy, sin duda. Hasta altas horas de la noche, los novios y los invitados lo dieron todo bailando hasta que los pies no pudieron más, cantando hasta que las gargantas dijeron basta, y todo acompañado con risas, confidencias, lágrimas de felicidad (y también de nostalgia por los que no han estado), deliciosa comida y las copas hasta arriba.

Sí, Belén Esteban levantó una fiesta que nunca decayó, solo cuando ya tocaba esperar el barco para volver al hotel y descansar el cuerpo desguazado. Ahí sí que ya notaron todos las emociones, los nervios y la tonelada de horas que llevaban ya a las espaldas. Pero la noche dejó innumerables imágenes para el recuerdo. Desde Anabel Pantoja, su marido Omar y su prima Isa Pantoja dándolo todo como si no hubiera mañana en una versión descarnada de 'Así Fue', inmortal tema de Isabel Pantoja y un claro homenaje con el que la quisieron tener presente.

Artículo relacionado

El vídeo también nos ha dejado ver detalles del espectacular y sexy segundo vestido que lució Anabel, además de sus lágrimas cuando fue hacia su amiga Susana Molina para entregarle su ramo de novia. Un día que lo ha tenido todo y que los protagonistas y los testigos de su amor lo recordarán para siempre.