Este jueves, Asraf Beno recuperaba su silla en el programa 'Ya es mediodía' después de cuatro meses de ausencia a consecuencia del confinamiento. El joven ha disfrutado de estas semanas de 'encierro' junto a Isa Pantoja y su hijo Albertito en El Puerto de Santa María (Cádiz) un tiempo que les ha llevado a afianzar aún más su relación.

Artículo relacionado

Con varios kilos de más tal y como ha señalado la propia Sonsóles Ónega, ha culpado al hijo de Isa de esa subida de peso: "Albertito me malinfluencia mucho y nos pasamos el día comiendo", bromeaba. Pero su vuelta al trabajo ha estado marcada por una anécdota que no ha pasado desapercibido para nadie.

El modelo ha reconocido que en su última visita a Cantora hace algunas semanas quiso tener un detalle con Isabel Pantoja y le llevó una harira, una sopa de origen marroquí que se realiza en época de Ramadan. Sin embargo, parece que no fue del gusto de la artista y es que tal y como ha detallado Asraf ni siquiera la probó: "No la probó. Me la comí yo", reconocía con naturalidad. Un feo definitivo por parte de la madre de su novia después de que hace solo un año se le diera mayor importancia a Omar Montes que a él el día de la fiesta de cumpleaños de la tonadillera.

Asraf

Parece que el concursante de 'GH VIP' no se lo ha tenido en cuenta y disfrutó de la velada familiar dentro de la finca. A pesar de las circunstancias, el paso del tiempo ha colocado todo en su lugar. Asraf mantiene una relación cordial tanto con Isabel como con Kiko Rivera y es que él va a hacer todo lo que esté en su mano porque la buena relación entre Isa y toda su familia sea muy buena.