Los Pantoja se encuentran pasando el confinamiento por la crisis del coronavirus por separado. Mientras la sobrina de Isabel Pantoja está en Canarias junto a su futuro marido -con una boda pendiente que han decidido posponer-, los demás miembros del clan hacen lo propio en sus respectivas casas. Kiko Rivera se encuentra junto a su mujer Irene y sus hijas en su casa de Sevilla. Isa hace lo propio en El Puerto con su hijo e Isabel Pantoja está en Cantora.

Artículo relacionado

Cuando estalló la crisis del coronavirus Isa Pantoja lo dejó todo y puso rumbo junto a su novio Asraf hacia el Puerto de Santa María, en Cádiz, donde tiene su casa, para estar junto a su hijo. La joven ha pasado el confinamiento por la crisis del coronavirus con su pareja y el pequeño Albertito. Y aunque ha estado acompañada de dos personas a las que quiere mucho, Isa ha echado mucho de menos a los suyos, a quienes debido a las medidas de prevención para frenar la pandemia no ha podido ver en dos meses. Pero con la desescalada y el paso de la provincia de Cádiz a la fase 2, la joven ya ha podido visitar a alguien a quien tenía muchas ganas de ver.

Según ha adelantado Look en primicia, Isa Pantoja ha visitado a su madre Isabel Pantoja en su casa de Cantora. Según la información que publica el citado medio, Isa Pantoja no acudió a visitar a su madre sola, sino que lo hizo en compañía de su hijo Albertito. A la tonadillera le hizo mucha ilusión la visita de su hija y de su nieto. Isabel Pantoja y sus hijos Kiko e Isa se reconciliaron el pasado febrero después de algunas rencillas que decidieron dejar a un lado.

Isa Pantoja canción

Aunque separados físicamente, la crisis del coronavirus pilló a la familia Pantoja muy unida y la visita de Isa Pantoja a su madre deja claro que la joven echa de menos estar con los suyos. Otra prueba de la unión familiar la dio Kiko Rivera, en una conexión con ‘Sálvame’, al contar que su hermana y él han hablado por videollamada durante el confinamiento. Isa “habló con las niñas y yo con Albertito”, dijo el DJ.

El acercamiento entre los hermanos que comenzó el pasado febrero se está consolidando, algo que seguro hace mucha ilusión a Isabel Pantoja, a quien la visita de su hija y su nieto seguro que le ha llegado al corazón.