Olivia Fresneda se ha convertido lamentablemente en una de las protagonistas de la semana tras la desaparición de su madre, la medallista olímpica Blanca Fernández Ochoa. Aunque lejos de los focos, Olivia es una deportista de élite como su madre y como tal se ha codeado con infinidad de personalidades, entre ellas la reina Letizia.

Fue el pasado 6 de junio cuando también apareció en los medios de comunicación con motivo de la visita de la Reina a uno de los entrenamientos de la Selección femenina de rugby en Madrid. Durante el tiempo que pasó con las chicas, doña Letizia se interesó por la práctica de este deporte y se fotografió con todas ellas (Olivia está situada abajo con camiseta amarilla).

Artículo relacionado

En las imágenes se puede ver como Olivia no podía borrar la sonrisa de su cara y es que para ellas es muy importante que se de visibilidad al deporte femenino. Siguiendo con la tradición familiar, la hija de Blanca Fernández Ochoa sueña con formar parte de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 junto a todas sus compañeras como ya lo hicieron su madre y su tío Paco.

En estos momentos tan complicado, la joven de 20 años ha tomado una drástica decisión y se ha incorporado a la concentración con sus compañeras para evitar estar en el foco mediático.