¡El clan Suescun-Galdeano está más separado que nunca! La participación de Cristian Suescun y Maite Galdeano en 'La Casa Fuerte' ha terminado de romper por completo el núcleo familiar. Mientras la 'elegida de Dios' se ha paseado por los platós de Mediaset cargando contra su hijo, Sofía Suescun lo ha hecho en exclusiva para Lecturas: "Los hombres como mi hermano me dan asco. He sufrido un montón. Lo he pasado muy mal viendo a mi madre triste. Mi hermano no sacaba la cara por mi madre en el reality. Me ponía enferma"...

Ahora, el también exconcursante de 'Supervivientes 2020' ha visitado a Toñi Moreno en 'Viva la vida' para confirmar que la relación con su hermana y su madre está peor que nunca.

Artículo relacionado

"Estoy un poco decepcionado con todo. Mi familia me ha dejado de lado y bueno, lo estoy intentando llevar como buenamente puedo. Por dejarme llevar, lo he perdido todo, hasta a mi novia. La relación con mi madre y mi hermana ahora mismo está muy, muy mal", le ha confesado a la presentadora bastante cabizbajo.

El joven ha querido hacer balance de su paso por 'La Casa Fuerte' y ha desvelado que él tiene su propio domicilio en Madrid: "Estoy viviendo en mi casa, desde que vine a Madrid me cogí un piso. Me fui con mi madre de manera puntual pero no podía vivir con ella, la relación era insostenible. Mi madre en un programa de esta cadena dijo algo como que si lo llega a saber no me hubiera tenido y eso como hijo a mí me afecta, es muy duro", ha continuado.

cristian suescun toñi moreno viva la vida

Cristian le ha desvelado a Toñi que el verdadero motivo por el que la relación con su madre no avanza: "Yo me quedé con mi padre y Sofía se fue con mi madre. Yo me acercaba cada fin de semana a verlas pero nos distanciamos, la relación no era como antes. Es verdad que dejé los estudios con 17 años y me puse a trabajar, por eso mi madre me ha dado mucha caña siempre. Poco a poco nos íbamos distanciando cada vez más. Siempre se ha inclinado por mi hermana. Somos muy diferentes, a mí me gusta salir y divertirme y no por eso me tienen que discriminar. No he hecho nada malo".

Además, su participación en el último reality de Telencico tenía un único y claro objetivo: ¡intentar entender a Maite! "Entré con la intención de arreglarlo todo con mi madre y ha pasado todo lo contrario, todo ha ido a peor. Yo nunca voy a entenderla, me encantaría preguntarle qué tiene en mi contra. Mi madre tiene un trastorno muy importante con mi padre, y encima yo le recuerdo a él. Después de 15 años que se acuerde de las cosas que vivió... Tengo que aprender a vivir con eso. Con mi padre tengo una relación normal, les respeto a los dos por igual".

Artículo relacionado

La de Sanlúcar de Barrameda, con el corazón en un puño, le ha dado su humilde opinión: "Me cuesta muchisimo escucharte. Hay actitudes de Maite, que yo como madre, la verdad que no entiendo. Que tu madre te diga que no estás bien de la cabeza me parece muy duro. Yo te he visto en el programa y he comprobado que en los conflictos gordos, eres un tipo que ha intentado mediar y no se ha callado", ha sentenciado la periodista.