Lo han vuelto a hacer. Alberto y Charlene están pasando uno de sus mejores momentos, y no desaprovechan oportunidad de mostrárselo al mundo entero. Con motivo de su noveno aniversario de boda, la pareja está disfrutando de unos días de vacaciones junto a sus hijos, los mellizos Jacques y Gabriella, y han querido inmortalizar la escapada a través de las redes sociales del Principado.

Artículo relacionado

Hace meses resultaban extrañas las ocasiones en las que se podía ver al hermano de la princesa Carolina y a su esposa juntos en un acto oficial. A través de sus agendas, cada vez más distantes, llevaban una vida prácticamente por separado en la que Alberto se dedicaba a atender sus compromisos oficiales -la mayoría de las veces sin Charlene-, y ella se excusaba alegando el cuidado de sus hijos. La sudafricana únicamente hacía acto de presencia en contados eventos, como el Día Nacional de Mónaco, el Baile de la Cruz Roja o las fiestas de Santa Devota, patrona del Principado.

Alberto y Charlene de Mónaco

Sin embargo, el confinamiento ha ocasionado un cambio radical en la relación entre el soberano y su mujer. Durante las últimas semanas se ha podido ver a una pareja inseparable, protagonizando diferentes actos, acudiendo a citas oficiales y atendiendo la agenda de cada uno de ellos en conjunto. A todas estos movimientos se le suma la primera imagen que Charlene publicaba en redes sociales junto a su marido y una bonita declaración de amor a través de la fundación que lleva su nombre.

La familia ha aprovechado el motivo de su aniversario para escaparse unos días a un idílico destino vacacional, y no han desaprovechado la oportunidad de inmortalizar el momento con dos instantáneas. En la primera se muestran los cuatro miembros de la familia muy sonrientes, sentados en un banco frente al mar. Todos ellos se vuelven a la cámara para ser retratados. En la segunda imagen, únicamente aparecen Alberto y Charlene, abrazados con el atardecer de fondo, y vestidos con looks de lo más veraniegos. Un "suma y sigue" en la buena racha de la pareja que esperamos que nos siga ofreciendo un sinfín de momentos juntos.

[Imágenes: E. Mathon / Palais Princier]