Bien es sabido que Alberto y Charlene de Mónaco no son conocidos por compartir sus agendas, y raras son las veces en las que se dejan ver juntos en actos o compromisos oficiales. Al menos hasta ahora.

Artículo relacionado

Hace unos días la princesa del Principado sorprendía con un gesto que podía haber cambiado por completo la fría y distante relación que existe entre ellos. Reconociendo que nunca sería una royal al uso, la sudafricana dejó claro desde el primer momento que se ausentaría de la mayoría de las citas a las que acuden otros miembros de la Casa Real de Mónaco, una advertencia que se veía más intensificada con el nacimiento de los mellizos Jacques y Gabriella.

Alberto y Charlene de Mónaco

Aprovechando uno de los primeros actos celebrados en Mónaco tras el desconfinamiento, la inauguración de un nuevo casino en Montecarlo durante la cual no se separó del brazo de su marido, Charlene tenía otro gesto insólito e irreconocible en ella: publicar en su perfil de redes sociales una imagen junto a su marido.

En las escasas fotografías que comparte, sus hijos y el hermano de Carolina de Mónaco suelen ser protagonistas, pero se trataba de la primera instantánea en la que ambos son protagonistas.

Charlene de Mónaco

Este fin de semana, con motivo del Día de la Madre, celebrado el primer domingo de junio, el hermano y la cuñada de Carolina de Mónaco han vuelto a aparecer juntos, en esta ocasión acompañados de los pequeños Jacques y Gabriella. A primera hora del día, la princesa Charlene visitaba a sala de maternidad del Hospital Princess Grace para felicitar a las jóvenes madres y conocer a los bebés nacidos en el Principado.

La cita, organizada gracias a la labor de la Cruz Roja de Mónaco, organización a la que la sudafricana está muy ligada, y a los voluntarios que diariamente trabajan en las diferentes actividades que realizan. Después del tierno encuentro, Charlene se reunía con los suyos para compartir un momento familiar en el restaurante Castelroc, que reabrió sus puertas al público días después de que el príncipe Alberto anunciara el inicio del desconfinamiento.

Alberto y Charlene de Mónaco

La familia protagonizaba dos preciosas instantáneas en las que se les puede ver disfrutando de una comida en uno de los reservados del local. Tanto Jacques como Gabriella no dudaron en llevarse al almuerzo a sus peluches favoritos, juguetes con los que pudieron entretenerse después de compartir con sus padres un Día de la Madre de lo más especial.

[Imágenes: Eric Mathon / Palais Princier de Monaco]