Con dos citas muy especiales en el horizonte, la reina Sofía ha iniciado su viaje a Grecia con una dolorosa noticia. Su primo, Amadeo III de Saboya-Aosta, jefe de la casa ducal de Aosta, ha fallecido a los 77 años en el municipio toscano de Arezzo. La información de su muerte se ha transmitido a través de comunicado de la Real Casa de Saboya.

La reina Sofía llegaba este lunes a Grecia para celebrar el 81 cumpleaños de su hermano el rey Constantino de Grecia, unos festejos que quedan empañados, sin duda, por el fallecimiento del duque de Aosta. Si bien no es comparable, el hecho de quedarse fuera de la confirmación de su nieta, la princesa Leonor, celebrada este pasado viernes 28 de mayo, genera una situación agridulce.

Artículo relacionado

Las primeras imágenes que han llegado del país heleno, muestran a la reina emérita visitando las instalaciones del centro de rehabilitación para mamíferos marinos y tortugas, del Santuario de Vida Marina Aegean, situado en la isla de Lipsi, organización con la que colabora la fundación que lleva el nombre de la madre de Felipe VI. Dado que el comunicado en el que se informa del fallecimiento del duque se ha distribuido este mismo martes, no ha llegado la reacción de la reina Sofía sobre tan dolorosa pérdida.

Reina Sofía en Grecia

La reina Sofía ha recibido la noticia de la muerte de su primo durante su viaje a Grecia

Gtres

Artículo relacionado

Amadeo III de Saboya-Aosta era ingeniero agrícola. Si bien, siempre se ha destacado su carácter pacífico y de ser una persona que huía de las polémicas, cabe señalar su prolongada e intensa rivalidad con su primo Victor Manuel de Saboya, con quien protagonizó una sonadísima pelea a puñetazos en la boda de Felipe y Letizia, el 22 de mayo de 2004. Asimismo, como señala Vanitatis, vivió un matrimonio tormentoso con la princesa Claudia de Orleans, su primera mujer y madre de sus hijos Blanca, Aimón y Mafalda. Tras 18 años juntos, consiguieron la nulidad eclesiástica en 1982, año en que el duque de Aosta, la marquesa Silvia Ottavia Patern, la mujer que ha estado a su lado hasta el final.