La princesa Leonor recibió la confirmación el pasado viernes, 28 de mayo, rodeada por sus padres y su hermana Sofía. Una cita marcada por las restricciones sanitarias y por las ausencias, ya que era la primera vez que la princesa de Asturias no contaba con el apoyo de sus abuelos en una cita de relevancia como esta.

Tras la ceremonia de rigor en el colegio Santa María de los Rosales, Felipe, Letizia, Leonor y Sofía posaron para la prensa allí congregada y abandonaban el escenario en el mismo coche. Hasta ahí, su vida pública pero, ¿qué pasó después?

Artículo recomendado

La infanta Sofía eclipsa en la confirmación de la princesa Leonor con el vestido 'low cost' tendencia de la temporada

La infanta Sofía eclipsa en la confirmación de la princesa Leonor con el vestido 'low cost' tendencia de la temporada

Tal y como informaron en exclusiva desde el programa 'Viva la vida', los Reyes y sus dos hijas, como una familia más, siguieron con la celebración en la más estricta intimidad. La familia real almorzó en el restaurante Portonovo, ubicado muy cerca al Palacio de la Zarzuela. Se trata de un local que dispone de un amplio salón cubierto y terraza cuya especialidad es el marisco y la cocina gallega.

Restaurante Portonovo

Salón del restaurante Portonovo

Restaurante Portonovo

Aunque se desconoce el menú que degustaron, el restaurante presenta en la carta una amplia variedad de productos entre los que cabe destacar pescados, arroces y carnes.

Artículo recomendado

El nuevo corte de pelo 'long bob' de la princesa Leonor causa sensación a nivel internacional

El nuevo corte de pelo 'long bob' de la princesa Leonor causa sensación a nivel internacional

Tras una comida de lo más íntima y familiar, los Reyes y sus hijas abandonaron en local camino al parking, unas imágenes que fueron emitidas en exclusiva por el programa 'Viva la vida' y donde se veía, por primera vez, el lado más maternal y cariñoso de la reina Letizia, que no dudó en sostener de la cintura a su hija mayor mientras caminaban hacia el coche de camino a casa.

Apenas quedan dos meses para que Leonor haga las maletas con destino Gales, una nueva etapa que durará previsiblemente dos años, y que de manera inevitable también afectará a la agenda institucional de la Casa Real.