Si para la princesa Leonor hoy está siendo un día importante, para la reina Letizia no está siendo menos. La mujer de Felipe VI ha visto cómo su hija ha puesto rumbo a Gales para comenzar una nueva etapa en el UWC Atlantic College. Esto supone que por primera vez madre e hija se van a separar durante bastante tiempo. Aunque desde que Leonor es pequeña están acostumbradas a pasar tiempo separadas por los compromisos profesionales de doña Letizia, esta vez va a ser diferente. En esta ocasión es la primogénita la que se marcha y su madre no podrá verla hasta que viaje a nuestro país para cumplir con algún compromiso profesional o hasta Navidad.De ahí que se hayan despedido de una forma muy tierna.

Artículo relacionado

La familia real al completo ha acudido hasta el aeropuerto de Madrid desde el que la princesa Leonor ha tomado el avión en el que ha viajado a su destino. Allí han dejado a un lado su papel de reyes, princesa e infanta para dar paso a su faceta familiar. La princesa de Asturias se ha fundido en abrazos con los tres y uno de los más significativos ha sido el que le ha dado a su madre, con el que ha quedado patente lo unidas que están y lo mucho que se van a echar de menos. Como no podía ser de otra forma, la reina Letizia ha sacado su lado más maternal y no le ha quitado ojo en ningún momento.

Letizia, Leonor, Sofía, Felipe

La reina Letizia no ha quitado ojo a la princesa Leonor.

Casa de Su Majestad el Rey

Si en cada aparición que hacen de forma conjunta doña Letizia está muy pendiente de sus hijas, hoy esta atención se ha incrementado más si cabe. En todo momento la madre de la princesa Leonor ha estado pendiente de que estuviera bien, de que llevara todo lo necesario y mientras el rey y la infanta Sofía se han abrazado, doña Letizia se ha quedado mirando cómo Leonor ha entrado hacia el avión para ver que todo estaba bajo control.