Los reyes Felipe y Letizia han puesto fin a sus vacaciones oficiales en Palma de Mallorca. Unos días aparentemente de descanso pero que los monarcas se toman como un trabajo más y en el que, en realidad, sus agendas están llenas de actos, salidas, cenas y paseos por el Club Náutico con los que cumplen con una de las tradiciones más arraigadas en la familia real española: veranear en las Islas Baleares.

Artículo relacionado

Poco amante de las vacaciones en Palma de Mallorca, ya que las considera trabajo y nunca termina de disfrutar del todo, con los años la reina Letizia ha conseguido dar su toque personal a estos días en el lugar. Así, mientras que al principio seguía a rajatabla las tradiciones impuestas por los eméritos, como el posado en Marivent o las visitas constantes al Club Náutico, la consorte ha conseguido ahora adecuar su agenda a sus gustos.

Letizia, Felipe, Leonor y Sofía

La princesa Leonor y la infanta Sofía han vivido así hoy su primera aparición pública en Palma de Mallorca. Sin el tradicional posado ante los medios de comunicación, esta se ha convertido en la primera imagen de la familia al completo desde que llegaron a la isla en unas vacaciones que seguro que están siendo muy especiales, ya que apenas quedan unos días para que la heredera al trono ponga rumbo a Gales para comenzar el bachillerato en el centro UWC Atlantic College.

Gtres

El más significativo de ellos: adiós al posado oficial en Marivent. Desde el pasado 2020, los reyes Felipe y Letizia optan por protagonizar salidas junto a sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, en los que se dejan fotografiar lejos de su residencia Palma de Mallorca, el cual durante el reinado de Juan Carlos I era el lugar en el que los reyes recibían a autoridades políticas verano sí, verano también.

Así, los reyes Felipe y Letizia se han dejado fotografiar este verano durante su visita a la Sierra de Tramontana, pero no han protagonizado ningún posado oficial en el palacio de Marivent. Además, lejos de los yates en los que solían veranear con don Juan Carlos, los monarcas optan ahora por excursiones culturales, como la anteriormente mencionada, con las que se muestran mucho más cercanos y se integran en el lugar.

Artículo relacionado

También se han acabado las constantes visitas al Club Náutico, un lugar que puso muy de moda el rey Juan Carlos, tal y como recuerda Pilar Eyre en su blog de Lecturas. Así, la reina Letizia tan solo pisa este lugar en una o dos ocasiones durante el verano y es el rey Felipe quien sí se desplaza para competir. Todo en unas nuevas vacaciones en Palma de Mallorca, que la consorte ha conseguido adaptar a sus gustos.