Los días de vacaciones de la familia real en Palma de Mallorca van llegando a su fin y después de su última salida nocturna junto a doña Sofía y la princesa Irene de Grecia, los Reyes y sus hijas han sido vistos en uno de los restaurantes más populares de la isla balear. Don Felipe y doña Letizia, acompañados de sus dos hijas, disfrutaron de una distendida velada en el restaurante Txoco de Martín, propiedad del popular chef Martín Berasategui.

La familia real paseaba por las calles de Palma como un grupo de turistas más y fueron aclamados a su llegada al local, gesto de afecto por parte de las personas allí congregadas que ellos no dudaron en responder con enormes sonrisas que se escondían tras las mascarillas. Aunque la princesa Leonor se llevó gran parte del protagonismo por lo poco acostumbrados que estamos a verla en minifalda, doña Letizia nunca pasa desapercibida.

Artículo relacionado

La Reina optó por un original caftán en rosa pastel con ribetes en negro, con favorecedor escote en V y aberturas laterales que pertenece a la firma Dear Prudence (125 euros), que remarcaba su cintura gracias a un sencillo cinturón a juego. La mujer de Felipe VI completó su cómodo y acertado look de verano con un tote bag de estética playera estampado y unas alpargatas planas también en negro, a diferencia de sus hijas que lucían plataforma. Doña Letizia ya ha aceptado que sus hijas son más altas que ella y no pretende disimularlo.

Leonor, Letizia y Sofía

Leonor, Letizia y Sofía se despiden de Palma

Gtres

Lamento informar que este original diseño está agotadísimo en la página web de la marca por lo que será prácticamente imposible encontrarlo. Con esta, que promete ser su despedida, la familia real ha realizado hasta cuatro apariciones públicas en un verano que aunque marcado por las restricciones sanitarias ha combinado ocio y obligaciones a partes iguales.