El palacio de Buckingham confirmaba el pasado miércoles 13 de noviembre que Meghan Markle, el príncipe Harry y el pequeño Archie pasarán las navidades lejos de Inglaterra. En concreto, la familia celebrará estos días tan especiales junto a la madre de la duquesa de Sussex, Doria Ragland en Estados Unidos. Unos planes con los que la reina Isabel II está totalmente de acuerdo.

Artículo relacionado

A la monarca no le ha molestado lo más mínimo la decisión de los duques, que la dejarán ‘plantada’ en Sandringham, sino más bien todo lo contrario. “Esta decisión está en línea con el precedente establecido previamente por otros miembros de la familia real y cuenta con todo el apoyo de su majestad la reina”, ha asegurado un portavoz del palacio de Buckingham.

Príncipe Harry Meghan Markle

El precedente que mencionan desde Buckingham es el de los duques de Cambridge, quienes también han optado por pasar las navidades lejos de Sandringham. En concreto, Kate Middleton y el príncipe Guillermo decidieron pasar esta fecha tan especial con la familia de ella en el año 2012. Un año en el que el príncipe Harry tampoco arropó a la monarca porque se encontraba en Afganistán, sirviendo a las tropas del ejército británico.

Kate y Guillermo también lo hicieron

Con respecto a los duques de Cambridge, se cree que su decisión en el año 2012 estuvo motivada por el deseo de Kate Middleton, quien quería pasar las últimas Navidades con su familia antes de tener un hijo. Por aquel entonces, la duquesa ya estaba embarazada del príncipe George, que naciera en julio del siguiente verano. Eso sí, posteriormente no han vuelto a faltar a su cita con la reina Isabel II cada 25 de diciembre.

Artículo relacionado

Sin ser conscientes, los Kate y Guillermo abrieron camino a Meghan y Harry, quienes este año han decidido pasar las Navidades en Estados Unidos. Los duques de Sussex quieren alejarse lo máximo posible del foco mediático, de ahí su decisión. La pareja se tomará seis semanas de descanso, a partir del próximo domingo, cuando Harry acudirá a su último acto oficial.