Hace ya tres semanas que el príncipe Harry y Meghan Markle pusieron rumbo a Estados Unidos para disfrutar de sus seis semanas de descanso. Un tiempo en el que están aprovechando para desconectar, tanto del trabajo como de las críticas negativas que reciben constantemente. Desde entonces no ha habido ni rastro de los duques de Sussex salvo en alguna que otra publicación que han realizado en Instagram. Pero ahora se ha conocido que el matrimonio no está desconectando por completo y que sí que está realizando algunas gestiones laborales relacionadas con algo muy especial para ellos, su fundación. La organización creada por Harry y Meghan ha sido el único motivo por el que han estado dispuestos a interrumpir sus vacaciones.

Artículo relacionado

La fundación verá la luz en la primavera del próximo año, y los duques de Sussex están en plenos preparativos para que todo salga perfecto. Meghan Markle ha querido aprovechar su estancia en su país natal para reunirse con algunas de las personas en las que tiene plena confianza y a las que normalmente no puede ver debido a la distancia. La duquesa de Sussex se ha reunido con Keleigh Thomas Morgan, una publicista que en su día ejerció como representante de la exactriz. La razón por la que la mujer del príncipe Harry se ha querido reunir con ella es porque quiere establecer una estrategia para recaudar fondos, y cree que Keleigh es la persona adecuada para ayudarle con el plan.

Harry y Meghan

Con esta información que ha revelado el ‘Daily Mail’ en exclusiva, ya hay más pistas del lugar en el que se pueden encontrar Harry y Meghan. Lo único que habían anunciado es que pasarían seis semanas de descanso en Estados Unidos, pero no habían revelado el lugar exacto. Teniendo en cuenta que Keleigh Thomas Morgan tiene la sede de sus oficinas en Los Ángeles y que Doria Ragland, la madre de Meghan, reside la mayor parte de su tiempo allí, todo apunta a que Harry y Meghan han elegido ese como el destino para su retiro.