Si algo estaba claro desde que salió a la luz la intención de llevar a cabo el ‘Megxit’ era que Meghan Markle era la impulsora de esta decisión. De ahí el nombre con el que se denomina a la salida de los duques de Sussex de la familia real británica. Siempre se ha achacado este cambio radical en la vida del nieto de Isabel II y su mujer a la incomodidad que mostraba la exactriz desde que llegó a la familia real británica. Estar sometida al protocolo de la realeza, no gozar de privacidad, la presión mediática y que su hijo Archie no pudiera recibir una educación alejada de todo esto eran algunas de las razones que se asociaban con que Meghan hubiese sido la encargada de impulsar este hecho histórico en la familia de Isabel II. Pero ahora una nueva teoría da una nueva visión a esta caso y pone en el punto de mira al príncipe Harry.

Artículo relacionado

Se trata de una teoría que aparece en la biografía ‘Finding Freedom’ sobre la vida de Harry y Meghan que verá la luz en agosto. No hay que olvidar que esta biografía está autorizada por los duques de Sussex y que ellos mismos han hablado con sus autores. De ahí que lo que cuenten tenga tanto peso. La nueva versión sobre el ‘Megxit’ es que aunque Meghan inevitablemente tuvo que ver en esta decisión, el príncipe Harry tuvo más peso del que se pensaba hasta el momento. Esta vuelta de tuerca a la historia viene al conocerse que al hijo del príncipe Carlos y Lady Di no le hace ninguna gracia que el hecho de que ya no forme parte de la monarquía británica se denomine ‘Megxit’. No le gusta que el nombre de su mujer se utilice para esto porque él también se siente muy responsable de lo sucedido.

Príncipe Harry

El medio británico ‘The Sun’ asegura que “esa palabra 'Megxit' siempre ha enfadado a Harry. Da la impresión de que la decisión de alejarse de la familia fue de Meghan. La realidad es que Harry tomó esa decisión. El libro aclarará eso y explicará por qué tuvo que suceder. La verdad es que Harry había sido infeliz por mucho, mucho tiempo”. Con esto queda claro que no solo Meghan era infeliz cuando formaba parte de la realeza. Harry ya llevaba años arrastrando malestar. Desde joven ya mostró su rebeldía y el fallecimiento de su madre también le hizo reflexionar sobre su vida como miembro de la realeza. Así que ahora todo cambia en el sentido de que no solo ha tomado esta decisión por amor, también lo ha hecho por él mismo.