El pasado viernes 9 de abril, la noticia más trágica de todas salpicó de lleno a la Casa Real Británica: Felipe de Edimburgo, marido de Isabel II, falleció a los 99 años después de haber estado ingresado en el hospital durante un mes entero y tras someterse a una operación de corazón. Esta pérdida ha azotado a todos y cada uno de los miembros de la familia, tanto que el príncipe Harry ya ha aterrizando en Londres para asistir al funeral de su abuelo que se celebrará el próximo sábado 17. Muchas son las condolencias que ha recibido durante los últimos días pero, sin duda alguna, una de las más especiales ha sido la del príncipe Guillermo. El hijo mayor de Lady Di ha rendido homenaje a su abuelo a través de una emotiva carta publicada en redes sociales.

Artículo relacionado

El marido de Kate Middleton ha seguido los pasos de su padre, el príncipe Carlos, y le ha dedicado a su abuelo unas preciosas palabras de despedida: "El siglo de la vida de mi abuelo fue definido por el servicio a su país y a la Commonwealth, a su esposa y Reina, y a nuestra familia. Me siento afortunado no solo por haber tenido su ejemplo para guiarme, sino también su presencia duradera en mi vida adulta, tanto en los buenos tiempos como de los días más difíciles, ha comenzado escribiendo el príncipe Guillermo junto a un recuerdo de lo más especial de Felipe de Edimburgo con su primogénito, el pequeño George.

El duque de Cambridge está tremendamente orgulloso de que su mujer, Kate Middleton, haya disfrutado durante años de Felipe de Edimburgo y así lo ha hecho saber en la publicación: "Siempre estaré agradecido de que mi esposa haya tenido tantos años para conocer a mi abuelo y por la amabilidad que le mostró. Nunca dejaré de valorar los recuerdos que mis hijos tendrán siempre con su bisabuelo cuando venía a recogerlos en su carruaje y contagiándose de su sentido de la aventura , así como su travieso sentido del humor", ha continuado.

Artículo relacionado

Además, Guillermo va a cumplir sí o sí la promesa que le hizo a su abuelo con respecto a la delicada situación que está atravesando la realeza británica: "Mi abuelo era un hombre extraordinario y parte de una generación extraordinaria. Catherine y yo seguiremos haciendo lo que él hubiera querido y apoyaremos a la Reina en los próximos años. Echaré de menos a mi abuelo, pero sé que él querría que siguiéramos adelante con el trabajo", ha rematado.