Pese a que apenas tiene 9 años, el príncipe George es muy consciente de su posición dentro de la familia real británica. Tras el fallecimiento de su bisabuela, la reina Isabel II, el pequeño ocupa el segundo puesto en la línea de sucesión al trono, tan solo superado por su padre, Guillermo de Inglaterra. Una posición que parece tener muy clara, más si se tiene en cuenta las palabras que ha dedicado a sus compañeros de clase.

Artículo recomendado

Las imágenes más tristes de Charlotte y George de Gales, llorando en el funeral de Isabel II

Las imágenes más tristes de Charlotte y George de Gales, llorando en el funeral de Isabel II

Según ha desvelado la especialista en la casa real británica Katie Nicholl en su último libro ‘The New Royals’, Kate Middleton y el príncipe Guillermo están intentando criar a sus hijos para que sean consciente del papel que tendrán en el futuro: “Están criando a sus hijos, particularmente al príncipe George, con una conciencia de quién es él y el papel que heredará, pero están dispuestos a no abrumarlos con ese sentido del deber”.

George Charlotte

Los príncipes George y Charlotte, durante el funeral de Isabel II

GTRES

No obstante, esta información también parece haber despertado el carácter del pequeño, que la ha utilizado para dejar claro a sus compañeros de clase quién es el que manda con una frase incendiaria: "George entiende que algún día será rey y cuando era más pequeño, se peleó con varios amigos de la escuela, ‘amenazándoles’ con una frase incendiaria: ‘Mi papá será rey, así que es mejor que tengas cuidado’ fueron las palabras que el niño les dedicó a sus compañeros cuando era más pequeño”.

Artículo recomendado

George y Charlotte acompañan al príncipe Guillermo y Kate Middleton, en el funeral de la reina Isabel II

George y Charlotte acompañan al príncipe Guillermo y Kate Middleton, en el funeral de la reina Isabel II

Unas palabras que dejan claro que el príncipe George son conscientes de que son unos privilegiados pese a que sus padres están intentando que lleven una vida lo más normal posible. De hecho, aunque no está claro cuándo decidieron contárselo, Kate Middleton y el príncipe Guillermo sí que han explicado ya a su hijo el papel que tendrá cuando sea mayor con el fin de que se vaya preparando para el futuro que le espera.