Fue uno de los comentarios que más daño hizo a la familia real británica de la entrevista de Meghan Markle y el príncipe Harry con Oprah Winfrey y ha vuelto a golpear con fuerza al palacio de Buckingham. En su primera aparición tras poner rumbo a Estados Unidos, la duquesa de Sussex desveló que se había cuestionado el color de piel que tendría el pequeño Archie cuando estaba embarazada y cómo esto podría influir en su futuro. Eso sí, no quisieron decir quién había sido, aunque aclararon que estas palabras no habían salido de la boca de Isabel II.

Artículo recomendado

El príncipe Carlos da el último parte de salud de Isabel II: "A los 95 no es todo tan fácil"

El príncipe Carlos da el último parte de salud de Isabel II: "A los 95 no es todo tan fácil"

Meses después de esta entrevista, esta polémica ha vuelto y con nombre incluido. Según el libro de Christopher Andersen ‘Brothers and Wives: Inside the private lives of William, Kate, Harry and Meghan’, habría sido el príncipe Carlos quien habría hecho estos comentarios. El autor se basa en fuentes cercanas para hacer esta afirmación e incluso va más lejos, ya que aseguran que este comentario lo hizo durante la mañana en la que los duques de Sussex anunciaron su compromiso.

Meghan y Archie
Gtres

Según el mencionado autor, el príncipe Carlos habría preguntado a Camilla de Cornualles cómo pensaba que serían los hijos de la pareja, a lo que ella respondió: “Guapísimos, por supuesto”. Entonces, el heredero al tono bajó la voz y preguntó de nuevo: “Me refiero a cómo crees que será la complexión de sus hijos”.

Una pregunta que no queda claro si se a trasladó directamente a Meghan y Harry o dio comienzo a un rumor que pudo llegar a los oídos de los duques de Sussex.

Artículo recomendado

Carlos de Inglaterra, el eterno príncipe heredero, cumple 73 años estrenando retrato oficial

Carlos de Inglaterra, el eterno príncipe heredero, cumple 73 años estrenando retrato oficial

Tras estas duras acusaciones, el príncipe Carlos no ha tardado en defenderse. Según ha asegurado un portavoz de Clarence House al diario ‘The Post’ este hecho se trata de “ficción” y, por lo tanto, “no merece más comentarios”.

Con estas palabras, el príncipe Carlos ha querido dejar claro que él no fue la persona señalada por Meghan Markle, quien, durante la entrevista, reveló que había “preocupación y conversaciones sobre cómo sería el tono de piel de Archie al nacer… Fueron conversaciones que su familia tuvo con Harry”.