El ‘Megxit’ ha eclipsado durante unas semanas todas las polémicas que rodean al príncipe Andrés por el caso Epstein. Pero este es un tema que sigue estando muy presente en la familia real británica y en torno al que siguen ocurriendo cosas. La última vuelve a suceder en forma de problema. El duque de York se ha metido en un nuevo lío relacionado con este caso que tantos quebraderos de cabeza está dando a Isabel II y su familia.

Artículo relacionado

Hace unos meses el hijo pequeño de la reina de Inglaterra concedió una entrevista en la que habló sobre su relación con Epstein y sobre su relación con este caso. Si algo quiso dejar claro el exmarido de Sarah Ferguson fue que iba a colaborar con la justicia con todo lo que estuviera en su mano. Algo que finalmente no ha sucedido. Desde la Fiscalía estadounidense han asegurado que se han intentado poner en contacto con Andrés de York, pero no ha habido éxito en los intentos. “Hasta la fecha, el príncipe Andrés ha brindado cooperación cero”, han sido las palabras con las que Geoffrey Berman, el fiscal de Estados Unidos que está llevando el caso, ha dejado patente que el duque de York no está actuando como se esperaba.

Andrés de York

Según Berman la investigación está avanzando mucho y están obteniendo datos sobre las personas que fueron cómplices de Epstein en los casos de abusos sexuales. El hecho de que el padre de Beatriz y Eugenia de York no esté colaborando con el FBI y la Fiscalía, puede traerle más problemas de los que ya tiene. Desde Buckingham Palace no han querido pronunciarse al respecto y solo han aclarado que es el equipo de abogados del duque de York el que se está encargando de llevar este caso que tanto preocupa a toda la familia. Pero Andrés de York sí ha hablado con sus amigos más cercanos, asegurando que está muy enfadado con que se haya dicho esto cuando él sí que está dispuesto a colaborar.