El príncipe Andrés se ha retirado de la vida pública y desde hace unas semanas no hay ni rastro de él. Pero esto no quiere decir que se haya encerrado en casa y que no acuda a ningún acto relacionado con su familia. Todo lo contrario. El duque de York ha asistido en estas semanas a alguna reunión familiar. La última ha tenido lugar en Buckingham Palace, donde el hijo pequeño de Isabel II ha acudido de incógnito a un evento muy especial para la familia real británica.

Artículo relacionado

Cada año por estas fechas la reina de Inglaterra organiza una fiesta para sus empleados. En ella Isabel II les felicita la Navidad y les agradece su labor con un regalo. Juntos pasan un rato de lo más agradable y distendido. El príncipe Andrés no ha querido perderse este momento y no ha dudado en acudir a la residencia oficial de su madre para divertirse con quienes trabajan para la familia. Su madre, que pese a no estar de acuerdo con algunos aspectos del comportamiento de su hijo, ha disfrutado mucho de la presencia del duque de York en esta celebración.

Andrés York

Pese a su intento de ser discreto el exmarido de Sarah Ferguson ha sido visto saliendo de Buckingham Palace conduciendo su propio coche. Este no será el único acto navideño al que el duque de York acuda junto a su familia. Pese a que ya no forma parte de los actos oficiales de la corona británica, sí que pasará junto a sus padres y sus hermanos estas fiestas tan señaladas. Junto al resto de la familia se trasladará a Sandringham para festejar la Nochebuena y está previsto que el día 25 de diciembre vaya con el resto de miembros de la corona británica a la tradicional misa del día de Navidad.