La reina de Inglaterra felicita la Navidad a sus empleados en forma de regalo. Todos los años por estas fechas Isabel II convoca a sus trabajadores en una sala de Buckingham Palace y tiene un detalle muy especial con ellos. Lacayos, cocineros, asistentes, estilistas, secretarios… Todos reciben un regalo de manos de su jefa y si no pueden asistir al evento de entrega de detalles, se les envía a su casa para que no se queden sin él.

Artículo relacionado

Para agasajar a sus trabajadores Isabel II hace un importante desembolso económico. La monarca británica se gasta cada Navidad unos 35.000 euros en los regalos que hace a sus más de seiscientos empleados. Así lo ha contado un extrabajador de Buckingham Palace. Eso sí, el lugar y la forma en la que hace los regalos ha cambiado desde hace unos años.Antes era ella la que acudía personalmente a elegir qué detalle iba a tener por Navidad con quienes trabajan para su bienestar. Elegía los regalos en tiendas como Harrods o Fortnum & Mason y desde los almacenes se los enviaban a Buckingham Palace para que ella se encargara de hacer la entrega. Ahora esto ha cambiado.

Isabel II

Desde hace un tiempo son algunas de las personas que trabajan para ella las que se encargan de decidir los regalos. Y en lugar de hacerlo en alguna de esas tiendas lo hacen… ¡En la tienda de Buckingham Palace! Sí, la reina no se come mucho la cabeza y ahora hace detalles que tienen mucho que ver con el lugar en el que reside y en el que trabajan sus empleados. Alguna pieza de porcelana o algún libro suelen ser su elección. Los beneficios de todo lo que se adquiere en esta tienda van destinados a la Royal Collection Trust, la fundación que creó la propia monarca para gestionar su colección privada de arte. A la hora de darlos, dedica unas palabras de agradecimiento a cada uno de sus trabajadores.