Su relación no ha dejado de estar en el punto de mira desde que, el pasado mes de mayo, se daba a conocer oficialmente. Era entonces cuando Marta Luisa de Noruega veía peligrar su título de princesa a manos de su padre, el rey Harald.

Artículo relacionado

El motivo era el descontento de los ciudadanos noruegos con respecto a las prácticas que la royal estaba realizando de apoyo y promoción del ciclo de conferencias con ánimo de lucro que impartía su pareja, Durek Verret. Otras críticas se enfocaban en cuestionar las intenciones y la ética del chamán y guía espiritual, entre cuyos clientes se encontraban rostros conocidos como la actriz Gwyneth Paltrow. A pesar de ello, la hermana de Haakon de Noruega no dudó en defenderlo en todo momento.

Durek Verret y Marta Luisa de Noruega
Gtres

Entre algunas de las declaraciones más polémicas de Durek están que el cáncer era la ausencia de felicidad, palabras que no hicieron sino acrecentar el número de detractores de esta historia de amor. Por su parte, Marta Luisa continuaba con su agenda oficial intentando hacer caso omiso a las críticas. "No depende de vosotros escoger por mí o juzgarme. No elijo a un hombre para satisfacer a ninguno de vosotros o a las normas o esquemas que tenéis en vuestra cabeza para mí", aseguraba.

Meses más tarde, concretamente el 25 de diciembre, la muerte de Ari Behn volvía a poner en el punto de mira al novio de la princesa de Noruega. El curandero no asistía al funeral por el reconocido escritor, y sus palabras de dolor llegaron mucho más tarde de lo esperado.

Marta Luisa de Noruega y Durek Verret
Gtres

Entonces, los rumores de ruptura no tardaron en llegar. Con Durek Verret en California y Marta Luisa en Noruega con sus tres hijas. Unas conjeturas que la pareja no ha tardado en desmentir con unas idílicas vacaciones en Hawái en familia.

Lo hacían hace unos días y, tras este descanso en el paraíso, la hija de Harald y Sonia de Noruega volvía a reafirmarse en sus palabras con respecto a las constantes críticas sufridas. "Es algo que he soportado durante toda mi vida. Cuando era solo una niña, no podía gestionarlo en absoluto. Pero me he vuelto mucho más segura con los años. Después de pasar toda la vida en público, ya no me sorprende que la gente quiera saber cosas de mí, y aunque pueda parecer extraño me he habituado a ello", confesaba ante

Esta misma semana, la princesa noruega ha vuelto a reafirmarse y ha confesado, entre otras cosas, que está completamente acostumbrada a convertirse en el centro de la noticia, y mucho más cuando se trata de cuestiones relacionadas con su situación sentimental. "Es algo que he soportado durante toda mi vida. Cuando era solo una niña, no podía gestionarlo en absoluto. Pero me he vuelto mucho más segura con los años. Después de pasar toda la vida en público, ya no me sorprende que la gente quiera saber cosas de mí, y aunque pueda parecer extraño me he habituado a ello", reconocía ante el diario sueco Aftonbladet.

Marta Luisa de Noruega y Durek Verret

Por su parte, al chamán Durek esta situación le ha sorprendido mucho más, ya que los focos mediáticos llevan sobre él algo menos de un año. "Tengo que ser honesto. Cuando comenzamos a salir, me sorprendió mucho. Llegué a llorar delante de mi novia, me acostaba en la cama y temblaba. Cada vez que abría una puerta había una cámara delante de mi cara", aseguraba.

"Hay muchas opiniones sobre mí, pero yo sigo con mi camino. Algunas personas piensan que soy controvertida, pero no entiendo por qué todos se esfuerzan por ser normales. Todos llevamos algo dentro que es más raro. Imagina cómo sería de agradable la Tierra si a todos se les permitiera ser mucho más amable", explica la hermana del príncipe Haakon tras las palabras de su pareja.