Un nuevo escándalo salpica a Marta Luisa de Noruega. Su relación con el chamán Durek Verret, que tantas críticas ha recibido de parte de varios medios internacionales, vuelve a estar en el punto de mira y a convertirse en disgusto para la Familia Real noruega.

Artículo relacionado

El rey Harald V ha anunciado recientemente en una intervención pública la posible expulsión de su hija de la familia real con la acción de retirarle el título de princesa. El motivo ha sido el descontento de los ciudadanos noruegos con respecto a las prácticas que Marta Luisa está realizando de apoyo y promoción del ciclo de conferencias con ánimo de lucro que imparte su pareja.

Por si fuera poco, la polémica se ha hecho más viral debido a las últimas declaraciones que ha realizado el ex novio de Durek Verret, Hank Greenberg. El masajista se ha pronunciado en los últimos días asegurando que no tiene nada agradable que decir sobre su ex pareja con la que ha mantenido una relación de 8 años que terminó en 2015.

Este altercado se suma a las últimas palabras que el heredero al trono noruego pronunció sobre el novio chamán de su hermana. Haakon de Noruega rompió su silencio hace unos días en la cadena de radio ‘NRK’, asegurando que estaban al corriente de las opiniones y críticas que estaba recibiendo la relación de su hermana y el planteamiento sobre la posible renuncia al título de princesa.