Dentro de la aristocracia británica se siguen dando situaciones de desigualdad entre hombres y mujeres por su género. Este es el caso de la sobrina de Carlos III (74 años) , Louise Windsor que ha visto como el título de condesa de Wessex se le ha escapado de las manos y ha pasado heredarlo su hermano menor, James Windsor.

Artículo recomendado

Carlos III le concede a su hermano Eduardo y su esposa Sofía, el título de duques de Edimburgo

Príncipe Eduardo y su esposa Sofía

El príncipe Eduardo ha sido nombrado recientemente duque de Edimburgo por su hermano Carlos III, de modo que su anterior título nobiliario ha recaído en su hijo James de 15 años, desplazando así a la primogénita, Louise Windsor. El hijo varón era conocido por ser vizconde de Severn. Esta injusticia ha sido denunciada públicamente por Lady Helen Nall, la mujer del baronet de Nall, que lucha porque las reglas dentro de la aristocracia inglesa cambien y dejen de favorecer a los varones frente a cualquier hija primogénita.

Los duques de Edimburgo y sus hijos

Los duques de Edimburgo y sus hijos, Louise Windsor y James

GTRES

Esta desigualdad afecta a Helen Nall de cerca, ya que su hija no podrá ser la heredera del título de su padre por ser mujer y el próximo baronet de Nall será el hermano del actual baronet, algo inconcebible en la sociedad actual. Según se ha publicado en The Daily Mail, la aristócrata afirmó "Imagina que en la escuela los niños almorzaran antes y las niñas tuviesen que conformarse con las sobras" y añadió que en este caso "se han saltado" a Louise Windsor.

¿Se ha abolido en Inglaterra la ley que obliga a que el heredero al trono sea varón?

No fue hasta el año 2013, fecha en la que nace el príncipe George, cuando la Familia Real británica derogó la ley que obligaba la primogenitura masculina en la línea de sucesión al trono de Inglaterra, era conocida como el Acta de Unión y llevaba vigente desde 1800. Con este acto lo que se pretendía era garantizar que el hijo de los duques de Cambridge pudiera acceder al trono frente a sus hermanos menores, aunque la primogénita hubiera sido una niña.

Kate, Guillermo y sus hijos

Kate, Guillermo y sus hijos en el comienzo de su nueva etapa.

gtres

Finalmente, el primer hijo de los entonces duques de Cambridge fue un varón pero la derogación de esta ley permitió que su hermana, la princesa Charlotte, sea la siguiente en la línea de sucesión al trono frente a su hermano pequeño, el príncipe Louis. No obstante, los niños y niñas nacidos antes de que se produjera este cambio en la legislación no se ven beneficiados, ya que no es una ley retroactiva.

Debido a estas circunstancias tan peculiares, hay algunos aristócratas que han nacido antes de 2013 que todavía tienen que regirse por la legislación antigua en la que prevalece el ser varón a ser primogénita mujer. Así sucede en el caso de los hijos del príncipe Eduardo, que su primogénita Louise Windsor de 19 años verá como su hermano menor de 15 años heredará un título que debería ser para ella.

Artículo recomendado

Así es Louis Spencer, el desconocido sobrino de Diana de Gales, que sueña con ser actor

Louis Spencer, hijo de Charles Spencer

Son varias las aristócratas que han mostrado su descontento públicamente y quieren que se cambie la normativa sexista que permanece vigente en los títulos nobiliarios en Inglaterra. Lady Kinvara Balfour, hija del conde de Balfour, quiso expresar su malestar con esta ley y habló con el Daily Telegraph para referirse a cómo afecta esto a su propia familia ya que su padre tiene cuatro hijas pero "cuando muera, su título lo heredará su hermano (por ser un hombre), que a su vez heredará su segundo hijo (por el mismo motivo)".

En cambio, su hermana mayor Willa "no obtendrá un asiento en la Cámara de los Lores desde el que ayudar a tomar decisiones que afectan a nuestro país. Una lástima". Otras de las aristócratas afectadas por la ley es la sobrina de Diana de Gales, Kitty Spencer, que verá como el título de condesa de Spencer pasa a su hermano menor, Louis Spencer, por ser el varón de la familia, a pesar de tener tres hermanas mayores que él.

En una entrevista concedida por el actual conde de Spencer admitió que "estaría totalmente satisfecho con que Kitty fuera la heredera, pero… si eligiera a Kitty iría en contra de toda la tradición que acompaña a Althorp".