Nacieron el mismo año, con solo unos meses de diferencia y durante su infancia, la princesa Leonor e Irene Urdangarin se convirtieron en inseparables. Las primas pasaban mucho tiempo en común y mantenían una muy buena relación. Sin embargo, todo cambió drásticamente debido al escándalo que para la familia real supuso la imputación de su padre, Iñaki Urdangarin.

Según ha publicado la revista ‘Closer’, la imputación y posterior encarcelación del marido de la infanta Cristina ha sido determinante en el distanciamiento entre la princesa Leonor e Irene Urdangarin. Este sería el motivo por el que las dos primas han dejado de tener una relación de apego.

Artículo relacionado

Detrás de este distanciamiento también estaría la reina Letizia. Tal y como señala el mencionado medio, la monarca controla en exceso todo lo que tienen que ver con sus hijas, incluidas también sus relaciones familiares. Además, destacan que tienen a la joven aislada.

Leonor Irene Urdangarin Rey Felipe
GTRES

“La princesa se llevaba bien con su prima Irene”, ha asegurado la periodista Isabelle de Courson a la revista ‘Paris Match’. La especialista en monarquías europeas ha recalcado, además, que la heredera al trono “ahora está más cerca de su prima materna, Carla, la hija de Erika Ortiz”.

La última vez que las primas coincidieron fue durante el ingreso hospitalario del rey Juan Carlos. Tanto las hijas de los reyes como los de la infanta Cristina acudieron a ver a su abuelo tras someterse a una operación de corazón. Sin embargo, lo hicieron por separado y en ningún momento se cruzaron en las instalaciones.

Artículo relacionado

En privado sí que han coincidido. Desde que el ‘caso Nóos’ estalló, la reina Sofía ha intentado por todos los medios mantener unidas a todas sus nietas. Prueba de ello es el almuerzo que organizó en el palacio de la Zarzuela, tal y como contó Paloma Barrientos en Vanitatis. Aunque, eso sí, se trató de algo puntual.