Desde que decidieron poner rumbo a Estados Unidos y alejarse de la casa real británica, el príncipe Harry y Meghan Markle no han dejado de codearse con estrellas de primer nivel internacional. Algo que han vuelto a hacer en su último acto público, en el que han compartido espacio con una de las estrellas españolas del momento: Rosalía.

Artículo relacionado

Los duques de Sussex han aparecido por sorpresa en el acto Stream On, un evento internacional de Spotify en el que se convirtieron en los grandes protagonistas, tras su millonario contrato con la compañía. En la cita, eso sí, no estuvieron solos, sino que también participaron cantantes o narradores de todas partes del mundo. Entre ellos, Rosalía.

Una de las cantantes del momento, Rosalía habló sobre la oportunidad que le brindó la plataforma para que su mundo llegara a todas las partes del mundo. Así, la intérprete compartió música y vivencias ante personalidades de todos los ámbitos, como los duques de Sussex.

Meghan Harry

Meghan Markle y el príncipe Harry reaparecen en un vídeo de Spotify

Spotify

Por su parte, el príncipe Harry y Meghan Markle hicieron una intervención de apenas 20 segundos en el que contaron todo lo que está por venir en uno de sus grandes proyectos tras dejar de formar parte de la familia real británica, el podcast Archewell Audio.

"Creamos Archewell Audio para estar seguros de que alzamos esas voces que quizá no están siendo escuchadas y para escuchar historias de la gente”, aseguraba Meghan desde su vivienda de Santa Bárbara, a lo que Harry continuaba: “Y la mejor parte es que perteneces a una comunidad que puedes compartir y que te va a dar el coraje de mostrar tus debilidades porque es un espacio seguro”.

Artículo relacionado

Una aparición de los duques de Sussex que llega tras una semana de los más intensa. La pareja anunció el pasado 14 de febrero que estaban esperando a su segundo hijo en común. Sin embargo, todo se torcía 24 horas después, cuando se confirmaba su entrevista con Oprah Winfrey y, posteriormente, su salida definitiva de la casa real británica. Ahora, han demostrado que no necesitan ser royals para coincidir con las personas más influyentes del planeta.