El príncipe Harry y Meghan Markle están viviendo en primera persona las consecuencias más oscuras de la fama. Según ha desvelado el portal TMZ, los duques de Sussex tuvieron que hacer frente durante las pasadas Navidades a un intruso, que consiguió acceder hasta en dos ocasiones a la lujosa mansión que tienen en la zona de Montecito (California).

Artículo relacionado

La persona en cuestión, un varón de 37 años que se llama Nickolas Brooks, entró por primera vez en la vivienda el 24 de diciembre. Sin embargo, los oficiales de la Oficina del Sheriff del Condado de Santa Bárbara lo dejaron salir sin cargos. Sin embargo, el hombre volvió a intentarlo dos días después. Entonces, fue arrestado y acusado de un cargo de allanamiento de morada.

Por el momento, se desconoce la razón por la que el hombre decidió acudir a California desde su vivienda de Ohio. Tampoco se sabe si el príncipe Harry, Meghan Markle y el hijo que ambos tienen en común, el pequeño Archie, se encontraban dentro de la vivienda en alguna de las dos ocasiones que Brooks entró en el recinto.

harry meghan markle oprah winfrey
CBS

Una noticia que ha salido a la luz después de la famosa entrevista de Meghan Markle y el príncipe Harry con Oprah Winfrey. Después de este momento, el duque de Sussex ha querido tener un bonito gesto público con su progenitora, la fallecida Lady Di, en el Día de la Madre.

Mientas que los duques de Cambridge han publicado su homenaje a la princesa Diana en las redes sociales, en donde han publicado unas bonitas cartas de sus hijos a su abuela, un portavoz de la pareja ha confirmado que el nieto de Isabel II ha encargado unas flores para la tumba de su progenitora.

Artículo relacionado

La princesa Diana se encuentra enterrada en la mansión familiar de Althorp House, donde la que fuera mujer del príncipe Carlos pasó su infancia. Hasta allí el príncipe Harry ha querido mandar un ramo de flores para homenajear a su progenitora y demostrar que, a pesar de los últimos y complicados acontecimientos, no se ha olvidado de ella.