Una semana después de que la cadena CBS emitiera la famosa entrevista de Meghan Markle y el príncipe Harry, todavía hay detalles que han pasado desapercibidos para muchos. Los duques de Sussex hablaron largo y tendido con Oprah Winfrey sobre su relación con la familia real, a la que incluso llegaron a tachar a la institución de racista. Una charla en la que la duquesa de Sussex tuvo un gesto que recordó, y mucho, a otro de la reina Letizia hace ahora muchos años.

Artículo relacionado

En un momento de la entrevista, mientras que Meghan Markle explicaba que nadie en la casa real británica le enseño nada sobre protocolo o cómo hablar en público, el príncipe Harry quiso aclarar algo al respecto, pero ella lo frenó.

Harry y Meghan
CBS

“¿Nadie te preparó?”, pregunta Oprah Winfrey, a lo que Meghan responde: “No”. Un momento en el que el príncipe Harry parece querer aclarar algo. Sin embargo, ella lo mira a los ojos y lo frena con un “perdona” para continuar con su discurso. Un momento que recuerda al “déjame terminar” que la reina Letizia pronunció durante su comparecencia ante los periodistas tras anunciar su compromiso con el entonces príncipe de Asturias.

Ante la pregunta de los periodistas sobre cómo iba a cambiar su vida laborar, la Reina explicó que su intención era dejar Televisión Española (en donde entonces trabajaba) para ir asumiendo poco a poco sus labores dentro de la casa real. “De forma progresiva voy a integrarme y a dedicarme a esta nueva vida con las responsabilidades y obligaciones que conlleva y con el apoyo y el cariño de los…”, explicaba doña Letizia, cuando el entonces príncipe intentó interrumpirla, a lo que ella contestó: “Déjame terminar”.

Artículo relacionado

Un gesto de lo más espontáneo, dos palabras, que hicieron correr ríos de tinta. La frase de doña Letizia la persiguió durante mucho tiempo, ya que la Reina demostró sus carácter de forma pública al interrumpir al entonces príncipe. Un gesto que años después ha repetido Meghan Markle.