Meghan Markle y el príncipe Harry cada día están más cerca de la casa real británica. En especial, después de que Isabel II haya decidido celebrar su cumpleaños por todo lo alto el próximo 12 de julio en el famoso desfile militar del Trooping the Colour, Aunque el aniversario de la monarca es el 21 de abril, piensa seguir a rajatabla la tradición impuesta por Jorge II. Todo, a pesar de la crisis sanitaria.

Artículo relacionado

Una fiesta por todo lo alto en el que la reina Isabel II pretende reunir a toda su familia en el palacio de Buckingham y posar en el balcón más famoso de todo el país, como ya han hecho en épocas pasadas, con Meghan Markle y el príncipe Harry incluidos. La intención de la monarca es invitar a los duques de Sussex, tal y como han confirmado fuentes cercanas. Sin embargo, sus planes podrían no cumplirse.

Harry, Meghan, Isabel II

Según ha confirmado una fuente cercana a la pareja a el diario británico The Telegraph, Meghan Markle y el príncipe Harry podrían tener que quedarse en California debido a las restricciones sanitarias. “Es un poco presuntuoso que cualquiera de nosotros que se especulo sobre si podremos viajar a cualquier parte este verano”, ha asegurado a la mencionada publicación.

Así, cabe la posibilidad de que, aunque Meghan Markle y el príncipe Harry quieran viajar a Londres para estar al lado de la reina Isabel II en esta fecha tan importante para ella, no puedan asistir debido a las restricciones de la crisis sanitaria, que impiden en muchos casos viajar de unos países a otros.

Artículo relacionado

De finalmente poder asistir, este evento supondría la primera vez que Meghan Markle y el príncipe Harry vuelven a Reino Unido tras el Megxit. Además, también supondría el regreso de Isabel II a los actos públicos, tras estar recluida en el castillo de Windsor por la pandemia.