Meghan Markle y el príncipe Harry dejaron claro durante su entrevista con Oprah Winfrey lo importante que había sido para ellos el nacimiento de su hijo Archie y cómo la llegada del pequeño cambió por completo su relación con la casa real británica. Por ello, tras sus comentadas palabras, no es de extrañar que una de las primeras preocupaciones de los duques de Sussex tenga relación con el pequeño que ambos tienen en común.

Artículo relacionado

Tal y como ha publicado The Times, Meghan Markle y el príncipe Harry están muy preocupados por el hecho de que, tras romper su silencio, su hijo no llegue a tener un título real ni cuando su abuelo, el príncipe Carlos, acceda al trono. Algo que sí que le correspondería.

Según la norma vigente, que data de 1917, solo el hijo mayor del príncipe Guillermo y Kate Middleton, el príncipe George, tenía derecho en un primer momento a ostentar tal título. Sin embargo, la reina intervino antes de su nacimiento para emitir una resolución que garantizara que sus hermanos también los pudieran tener.

En el caso del pequeño Archie, según la norma vigente, el hijo de Meghan Markle y el príncipe Harry tendría derecho a ser príncipe una vez que su abuelo acceda al trono. Sin embargo, los duques de Sussex creen que el heredero al trono estaría dispuesto a cambiar la normal para que esto finalmente no suceda.

Algo que ya estuvo sobre la mesa cuando nació Archie, tal y como confesó Meghan en la famosa entrevista. “Mientras estaba embarazada, dijeron que quería cambiar la convención para Archie”, aseguró la duquesa de Sussex a Oprah Winfrey.

Artículo relacionado

Lo cierto es que en Reino Unido se ha hablado mucho en los últimos años sobre la intención del príncipe Carlos de reducir el número de miembros que tiene la monarquía. Algo que, eso sí, por el momento no han querido confirmar desde Clarence House.