Meghan Markle y el príncipe Harry no pueden más. Cansados de las críticas, los duques de Sussex han decidido dejar definitivamente las redes sociales, según han confirmado fuentes cercanas a la pareja al diario inglés Sunday Times.

Artículo relacionado

Lo cierto es que ya ha pasado tiempo desde que Meghan Markle y el príncipe Harry decidieron dejar de publicar en las redes sociales. Tras su marcha de la casa real británica, los duques de Sussex optaron por no utilizar sus cuentas Sussex Royal en Twitter y en Instagram, en donde tenían más de 10 millones de seguidores. Muchos pensaron entonces que la pareja volvería a título personal o para promocionar la fundación Archewell, que crearon tras hacerse efectivo el Brexit y cuyo nombre es en honor a su hijo, Archie Harrison. Nada más lejos de la realidad.

Una fuente cercana a la pareja ha confirmado a Sunday Times que los duques de Sussex no tienen ninguna intención de volver a las redes sociales. Es más, la pareja quiere retirarse definitivamente de ellas después de haber tenido que afrontar una cantidad de abusos “casi insuperables”. Así, Meghan y Harry podrían decir adiós definitivamente a Twitter, Instagram o Facebook este 2021. Para promocionar su trabajo, optarán por vídeos en internet o intervenciones en televisión en medios que ellos escojan, además de utilizar la web de su fundación, que lanzaron la pasada Nochevieja.

Artículo relacionado

El matrimonio está casado de los ataques de “odio” que sufren, especialmente la exactriz. Precisamente Meghan Markle ha alzado en numerosas ocasiones la voz para describir cómo ha sentido que la trataban en las redes sociales. “Me dijeron que en 2019 yo era la persona más troceada en todo el mundo. Ahora, ocho meses después de eso, ni siquiera era visible, estaba de baja por maternidad o con un bebé… Si la gente dice cosas sobre ti que no son ciertas, lo que eso hace a tu salud mental y emocional es tan dañino… Es tan grande que ni siquiera puedes pensar en cómo te hace sentir”, explicó en un podcast sobre terapia para adolescentes.