Cada 31 de agosto está marcado en el calendario del príncipe Harry de Inglaterra.Es el día en el que se cumple el aniversario del fallecimiento de su madre, Diana de Gales. Desde que abandonó la familia real británica, el duque de Sussex no utiliza las redes sociales y apenas habla de su vida privada en público.Se limita a participar en videoconferencias y a acudir a actos puntuales, casi todos benéficos. De ahí que ayer, cuando se cumplieron 23 años de la muerte de Lady Di, Harry no lanzara un mensaje directo en recuerdo a su madre ni compartiera una publicación recordando a la mujer que marcó su vida. Pero sí que le rindió tributo de una manera indirecta y muy bonita.

Artículo relacionado

Hasta ahora han sido pocas las veces que Harry y Meghan han salido de su casa de Santa Bárbara, pero ayer no dudaron en hacerlo para acudir a un acto muy especial. Los duques de Sussex se trasladaron hasta un centro escolar infantil donde jugaron con los alumnos y donde incluso se unieron a los más pequeños para replantar un jardín. Si algo le gustaba a Diana de Gales era dar visibilidad a causas que tenían a los niños como protagonistas, así que Harry no ha encontrado mejor forma de rendirle homenaje que haciendo una de las cosas que más gustaba a su madre. Una vez más el nieto de Isabel II ha mostrado su lado más natural y además ha estado acompañado por su mujer, Meghan Markle.

Harry y Meghan

Como es habitual en sus últimas apariciones, Harry y Meghan lucieron ayer atuendos de lo más cómodos e informales.La exactriz optó por un look en el que el denim fue el protagonista absoluto. Con el pelo recogido en un moño bajo y zapatillas deportivas, Meghan completó uno de sus outfits más cómodos. En el caso de Harry se decantó por un conjunto de camisa y pantalón vaquero. Además ambos llevaron las reglamentarias mascarillas.