La Casa Real belga está de celebración. La reina Matilde cumple hoy 47 años frente a un papel que, pese a que parece que lleva ejerciendo toda la vida, lleva asumiendo desde que su marido ascendió al trono, en el año 2013.

Artículo relacionado

Por entonces ella tenía 40 años y llevaba 14 casada con el por entonces heredero de Bélgica. Con Felipe ha tenido cuatro hijos, Elisabeth, Gabriel, Emmanuel y Eleonore, y ha sido el pasado mes cuando la pareja celebraba dos décadas de matrimonio. Los reyes belgas contrajeron matrimonio el 4 de diciembre de 1999, un enlace que celebraron cuando él tenía 39 años, y ella, 26, en la catedral de St. Michel et Sainte-Gudule.

Felipe y Matilde de Bélgica
Royal Palace, Belgium

Para conmemorar esta fecha tan especial la Casa Real ha difundido una fotografía inédita de Matilde de Bélgica. Se trata de una instantánea tomada en los jardines del Palacio Real, que muestra a la anfitriona al aire libre, apoyada en una de las balaustradas de piedra mientras luce un jersey color marfil de cuello barco y una falda larga color chocolate. "¡Gracias por vuestros deseos de cumpleaños!", son las palabras escogidas para acompañar la imagen difundida a través de redes sociales, un texto escrito en cuatro idiomas: francés, inglés, flamenco y alemán.

Con una agenda sin citas oficiales para el día de su cumpleaños, de desconoce cómo ha celebrado la monarca su día. Todo apunta a que los festejos se han llevado a cabo en el marco privado y junto a su familia, teniendo en cuenta además que esta semana los reyes belgas podrían participar en las reuniones, sesiones de trabajo y conferencias del Foro Económico Mundial de Davos que se celebra desde este martes y hasta el próximo viernes en el Cantón de los Grisones de la ciudad suiza.

Matilde de Bélgica
Gtres

Felipe y Matilde han pasado unas Navidades en familia, en las que la reina ha hecho su última aparición pública. Asistió al tradicional concierto de Navidad celebrado en Palacioy en el que se dieron cita más miembros de la Familia Real que nunca -además de los Reyes y sus hijos también acudieron los reyes Alberto y Paola, el príncipe Laurent y su esposa Claire, así como su hija Luisa-. Un día después, los monarcas visitaron un comedor social donde compartieron mesa y mantel con personas en riesgo de exclusión social. Una cita en la que Matilde se mostraba más cercana y cariñosa que nunca.