El concierto de Navidad del Palacio Real belga supone el pistoletazo de salida para las fiestas del país, y este año los reyes Felipe y Matilde han conseguido reunir casi por completo a toda la familia.

Artículo relacionado

Además de los monarcas y sus hijos Elisabeth, Gabriel, Emmanuel y Eleonore, también han acudido los reyes Alberto y Paola, así como el príncipe Laurent, su mujer, Claire y su hija Luisa. Se trata de una de las citas más importantes del país, que ha tenido lugar este miércoles en el salón del trono del Palacio Real de Bruselas, donde se han podido escuchar las composiciones de Bach y Mendelssohn, interpretadas por la orquesta de cámara reina Isabel.

Familia Real de Bélgica
Gtres

A pesar de ser un acto muy entrañable, no ha estado libre de polémica. Al concierto finalmente acudió el príncipe Laurent y eso que fuentes de Palacio habían informado con anterioridad que el hermano del rey no acudiría por razones personales, una decisión que levantó críticas en la prensa del país. Por su parte, en el caso de la heredera Elisabeth, ha regresado de su internado en Gales por vacaciones de Navidad y, cuando estas se acaben, regresará para continuar con sus estudios en el extranjero. La joven royal celebró la mayoría de edad el pasado 25 de octubre, una fiesta en la que estuvo toda su familia, así como diferentes miembros del Gobierno y adolescentes de su generación.

Elisabeth de Bélgica
Gtres

Para la ocasión, tanto Matilde como su primogénita no defraudaron a la hora de escoger sus estilismos. La reina mostró de nuevo la elegancia que lleva innata, optando por un un vestido oscuro largo con bordados orientales y el pelo recogido. En cuanto a su hija mayor, deslumbró con un mono color burdeos de terciopelo, muy de tendencia esta temporada, que completó con unos pendientes dorados de los que colgaban dos soles.

Junto a ellos, los reyes Alberto y Paola, la princesa Astrid, hermana del rey Felipe, con su marido, el príncipe Lorenzo y el ya mencionado Laurent de Bélgica, junto a su esposa, la princesa Claire, y su hija, la condesa Luisa. Desde 2013, año de la investidura del rey Felipe, este concierto navideño no congregaba a un número tan importante de miembros de la Familia Real.