La estancia de don Felipe, doña Letizia, Leonor y Sofía en Palma de Mallorca va a ser muy diferente a la de años anteriores. Tanto que incluso van a romper con alguna de las tradiciones que llevan años implantadas en la familia real. Está previsto que el rey llegue a la isla el próximo viernes y que su mujer y sus hijas lo hagan al día siguiente. Allí disfrutarán de aproximadamente diez días, pero al contrario que en años anteriores, no habrá posado en Marivent. Si hay una estampa que caracteriza cada verano de la familia real es la que los cuatro protagonizan en su residencia oficial de verano. Durante unos minutos muestran su lado más distendido hablando con la prensa y dan buena cuenta de su versión más relajada pero este año no protagonizarán este momento veraniego tan esperado.

Artículo relacionado

Lo que ha provocado el cambio de planes en las vacaciones de los reyes y sus hijas es la marcha del rey Juan Carlos fuera de España. Desde que se emitió el comunicado el pasado lunes, desde Casa Real tienen claro que quieren mantenerse al margen de este asunto, no hacer declaraciones al respecto y de ahí que tengan intención dejar a un lado el posado. Pero que no vayan a posar en los jardines de Marivent, esto no quiere decir que no vayan a salir de allí, todo lo contrario.

Letizia Leonor Marivent

Durante su estancia en Palma de Mallorca los reyes y sus hijas recorrerán varias localidades y llevarán a cabo algún plan familiar en el que podría acompañarles la reina Sofía. Lo más probable, también debido a la situación sanitaria, es que no hagan tantos planes de ocio como en años anteriores, pero sí que se dejarán ver por la isla. De esta forma mañana mismo comienzan las vacaciones más atípicas de don Felipe y doña Letizia junto a sus hijas en Palma de Mallorca.