Sobra decir que este verano nadie tendrá unas vacaciones como las esperadas. Tampoco en la Casa Real será así. A pesar del intento de continuar la tradición familiar pasando unos días en Mallorca antes de terminar el mes de julio, la ruta por España de Felipe y Letizia, así como los rebrotes causados por el covid-19 están complicando las cosas.

Artículo relacionado

Los compromisos aumentan y están provocando un retraso en la llegada de los reyes y sus hijas a la isla balear, tal como ha confirmado Vanitatis. A pesar de que se espera que la Familia Real aterrice durante los primeros días de agosto, por el momento desde Zarzuela no se han confirmado las fechas. "No tenemos información", nos aseguran desde Palacio.

Familia Real en Mallorca
Gtres

La gira nacional que los reyes -y ahora sus hijas- están llevando a cabo por el país finalizará este mismo viernes con la parada en Asturias, última comunidad del tour. Una vez la terminen, la pareja aún debe atender ciertos compromisos que retrasarán su llegada a Mallorca. Allí, con el objetivo de continuar apoyando al turismo, tienen previsto realizar algunas actividades nuevas, además de sumar planes alternativos, como visitas a otros destinos cercanos.

Tampoco está claro si los reyes disfrutarán este año de los días que suelen coger tras su visita a Baleares. Se trata de sus vacaciones más "privadas", en las que aprovechan para descansar unos días antes de iniciar el nuevo curso. Con las complicaciones de este verano -tanto por la crisis sanitaria como por las diferentes polémicas protagonizadas por el rey Juan Carlos-, quizás se vean obligados a renunciar a estos días alejados del mundo.