La aparición sorpresa de la princesa Leonor (18 años) en el último acto institucional de la reina Letizia (51 años) en Salamanca nos confirma el gran peso que la heredera al trono tiene en esta nueva etapa de la monarquía cuando la consorte vive, aparentemente, sus horas más bajas a consecuencia de la campaña de desprestigio que se ha intentado general a su alrededor.

Aunque la joven no pudo asistir al evento por razones obvias, se encuentra inmersa en su formación militar en la Academia General de Zaragoza, sí quiso estar presente a través de un mensaje en forma de vídeo dirigido a los jóvenes presentes en el acto inaugural del Princesa de Girona CongrestFest, del que ella es Presidenta de Honor. "Es un momento importante en mi vida y me siento con muchas ganas y convencida de seguir aprendiendo y entregando mi mejor ánimo en fortalecer los valores con los que he crecido", así empezaba un discurso muy significativo en el que Leonor hizo referencia a la educación que ha recibido por parte de sus padres. Unos valores basados en el respeto, el esfuerzo, la disciplina, el compromiso, la solidaridad, la constancia y la templanza.

Hace un año esto sería impensable, pero la intención de la institución, que cuenta con el sí rotundo de Felipe y Letizia, es que Leonor gane peso en el día a día de la Casa Real, un movimiento muy aplaudido dentro y fuera de nuestras fronteras. 

Artículo recomendado

Inmaculada Casal a análisis: una experta en lenguaje no verbal destapa cómo está y qué piensa de Antonio Tejado

Inmaculada Casal y María del Monte

El gesto de Leonor con su madre que lo cambió todo

La evidente transformación en la forma de proceder de la 'nueva' Casa Real cambió el mismo día en que Leonor alcanzó la mayoría de edad. Ya entonces rompió el protocolo y no dudó en abrazar a su madre en un claro gesto de apoyo, una imagen que daba la vuelta al mundo y con la que reforzaba lo importante que es doña Letizia para ella. Un referente personal y profesional, el espejo donde se mira cada día para convertirse en la Reina de todos los españoles. 

Leonor y Letizia
Gtres

A la inesperada aparición en pantalla de este martes hay que sumar su debut en la Pascua Militar el pasado 6 de enero. Un nuevo paso al frente con el que Leonor también se mostró muy pendiente de su madre y le "ayudó" a restarle protagonismo, algo que lejos de molestar a doña Letizia, le empuja a ocupar un lugar más discreto y relajado siempre al tanto de cada movimiento de su hija.

Aunque desde que era una niña tanto Leonor como Sofía han sido la sombra de Letizia, con el paso de los años se ha hecho más evidente si cabe la gran conexión que existe entre madre e hija. "Su parecido va más allá de la forma de vestir y atestigua la influencia directa de la Reina, la gran consejera de su hija en su aprendizaje en el cargo real", llegaron a decir en la prensa internacional.

Artículo recomendado

El nombre que la princesa Leonor tendrá cuando sea Reina: el motivo de su clara elección

Leonor de Borbón.

Leonor, una pieza clave en la nueva monarquía

Leonor es una pieza esencial en el presente y futuro de la Casa Real, y como tal ha dejado el hermetismo del que gozó durante su infancia a un lado para salir a la vida real como la princesa que es. A pesar de su timidez, la primogénita de los reyes pisa firme y segura en cada una de sus apariciones públicas, ya sea con sus padres o en solitario. Leonor conoce muy bien cuál es su destino y ya ha anunciado que lo dará todo para estar a la altura. Además, gracias a su profesionalidad, estilo y evidente belleza, ha cautivado a todos dentro y fuera de nuestras fronteras, alzándose con el título de la 'princesa de moda'.

Volcada en su formación militar, no será hasta el próximo 28 de marzo, con motivo de la Semana Santa, cuando disfrute de unos días de descanso en compañía de su familia. De seguir la tradición que los propios reyes han marcado, no sería de extrañar que se dejaran ver en alguna localidad de nuestro país. Será en el mes de julio cuando Leonor diga adiós a sus compañeros de la Academia Militar de Zaragoza después de un año muy intenso y se prepare para ingresar en la Escuela Naval de Marín (Pontevedra).