La rutina de Kate Middleton y el príncipe Guillermo también ha cambiado durante la crisis del coronavirus. Los duques de Cambridge han cancelado los actos de su agenda oficial y están pasando estos días en casa junto a sus hijos, que desde el viernes no van al colegio y realizan las clases de forma virtual. Pero el matrimonio ha hecho una excepción durante su aislamiento y ha realizado una visita muy especial en estos momentos en la que Kate ha sorprendido al inspirarse, una vez más, en la reina Letizia.

Artículo relacionado

Kate y Guillermo han acudido a un centro telefónico de emergencias en el que los teleoperadores trabajan atendiendo llamadas relacionadas con el coronavirus. Los duques de Cambridge han conocido los trabajos que se realizan desde allí y han podido hablar con los responsables y los trabajadores de este centro de Londres. Les han mostrado su admiración y su agradecimiento, y han recordado lo importante que es la labor de estas personas en estos momentos tan complicados a nivel internacional.

Kate y Guillermo

Para la ocasión, Kate ha lucido un look de lo más apropiado para asistir a la oficina. La duquesa de Cambridge ha optado por un traje de chaqueta y pantalón en color rosa, uno de los tonos tendencia de la temporada. Una camiseta blanca y unos zapatos de salón le han servido a la mujer de Guillermo de Inglaterra para combinar su traje de una forma muy favorecedora. Pero lo que más ha llamado la atención de su estilismo es que se ha inspirado en la reina Letizia.

Kate Middleton

Doña Letizia lució un traje similar hace unos meses y también lo combinó con blusa blanca. En su caso optó por unos zapatos del mismo color que el traje. La mujer de Felipe VI es muy fiel a los trajes monocolor, y ha demostrado en más de una ocasión que es un look cómodo, versátil y femenino para ir a trabajar, algo de lo que Kate ha tomado buena nota.

Reina Letizia

Durante la aparición de los duques de Cambridge en esta visita relacionada con el COVID-19 por la que no han dudado en interrumpir sus días en casa ha surgido la duda de quién se ha quedado con sus hijos George, Charlotte y Louis. María Teresa Turrión, la niñera española que trabaja para ellos desde hace años, está estos días junto a ellos en Kensington Palace. En lugar de regresar a España durante la crisis, la palentina ha decidido permanecer en Londres y continuar con su trabajo.