En Reino Unido están empezando a tomar medidas para paliar el coronavirus y evitar el contagio de sus ciudadanos. Entre los que están viendo alteradas sus agendas y su forma de vida están el príncipe Guillermo y Kate Middleton.Los duques de Cambridge están cambiando su rutina y también la de sus hijos se está viendo alterada. Para mantenerse activos durante la cuarentena y que el hecho de quedarse en casa no suponga demasiados inconvenientes, han encontrado la solución perfecta.

Artículo relacionado

Kate y Guillermo no han dejado de trabajar y se han unido a la fórmula del teletrabajo. Desde casa están muy activos trabajando en algunos de los proyectos que tienen en marcha y están utilizando sus redes sociales para transmitir mensajes a sus seguidores.Ayer no pudieron asistir al desfile de San Patricio pero compartieron unas imágenes a través de Instagram para conmemorar el día y hoy han utilizado la misma red social para pronunciar unas palabras de ánimo ante el COVID-19.

Kate y Guillermo

En los próximos días se unirán a ellos sus hijos George y Charlotte. Desde el próximo viernes los pequeños se quedarán en casa y desde el colegio Thoma’s Battersea les enviarán tareas de forma virtual para que las realicen a distancia. Hace unas semanas se tomaron precauciones en la escuela de los hijos de Kate y Guillermo por posibles casos de coronavirus, pero ahora las medidas se han extremado y los alumnos recibirán las clases desde casa.

George y Charlotte

De momento se desconoce si Guillermo y Kate van a pasar los días de cuarentena en Kensington Palace, su residencia oficial, o si se trasladarán a su casa de Anmer Hall en Norfolk. Cada vez que tienen vacaciones se trasladan hasta allí. Son unos amantes de la naturaleza y este lugar es muy apropiado para que sus tres hijos puedan disfrutar al aire libre. Así que no sería de extrañar que en cuanto George y Charlotte empiecen sus clases virtuales pongan rumbo a uno de sus destinos favoritos.